"Toda historia tiene un comienzo y toda esa maldición se rompe" - 1:16 - 10/06/2014

publicado a la‎(s)‎ 9 jun. 2014 18:21 por Carlos Perez   [ actualizado el 9 jun. 2014 18:23 ]

SELECCIÓN ESPAÑOLA- EFE

Curitiba (Brasil), 10 jun (EFE).- La campeona del mundo inició el largo camino a la defensa de corona en Brasil con un primer día de trabajo en Curitiba donde los 23 elegidos de Vicente del Bosque ya respiran el Mundial, se empapan de imágenes de leyenda que han protagonizado y lemas que les alientan a seguir haciendo historia.

La ciudad deportiva Alfredo Gottardi, conocida popularmente como 'Cajú', se ha transformado en la casa de la Roja cambiando los colores del Atlético Paranaense por los de la campeona del mundo.

Cada vez más aislados del mundo, en unas instalaciones con residencia pegada a los cuatro campos de entrenamiento. Alejados de los periodistas y sin nada que perturbe su tranquilidad entre altas medidas de seguridad. Así arrancó España.

El primer temor, el cambio climatológico, se calmó, y hasta la lluvia que ha provocado tres muertes en Curitiba dio un respiro.

El sol asomó con timidez para recibir a España en su primer entrenamiento. El momento en el que Vicente del Bosque da máximo protagonismo al balón y en torno a él obtiene sus primeras conclusiones con Holanda en su mente.

El seleccionador español tiene un equipo en mente para el debut. Las dudas son ofensivas porque aunque probó la pareja Javi Martínez-Sergio Ramos, que ya jugó el amistoso ante El Salvador, Gerard Piqué es un fijo en el centro de la zaga. Del Bosque busca un hueco a David Silva, con una chispa especial que no puede desaprovechar. La misma que Pedro Rodríguez, el que mejor estado físico atraviesa en el grupo. Condiciona su idea inicial de jugar con Cesc Fábregas de falso nueve. Hay días por delante para decidir.

El primer día de la Roja en Brasil tras su llegada anoche a Curitiba tuvo una mañana entretenida. El grupo se reunió para escuchar la charla arbitral que cada gran torneo recibe antes del inicio de la competición. En esta ocasión el italiano Pier Luigi Collina cedió el testigo al chileno Héctor Vergara.

En un clima distendido la delegación española mostró su preocupación por el estado de los terrenos y las faltas con poco castigo de tarjetas que cortan su ritmo de juego, tras lo vivido hace un año en la Copa Confederaciones.

Escucharon los avances que introduce FIFA en el Mundial, como la tecnología para evitar goles fantasmas o el aerosol que marcará la distancia de la barrera y que tendrá un severo castigo en caso de no ser respetado. También saben los jugadores que las protestas estarán duramente sancionadas.

Cada Mundial se ve una evolución tecnológica en los estadios. De las clásicas fotografías que se realizan a los jugadores con la camiseta oficial puesta, se ha pasado a un vídeo con movimiento y mirada a cámara que se emite en las alineaciones como en momentos de los partidos como goles, cambios o expulsiones.

Los 23 jugadores grabaron en medio de un gran ambiente.

Se respira buen rollo entre todos y mucho fútbol.

En cada pasillo de la zona residencial del 'cuartel general' de la Roja los jugadores se topan con el pasado y el presente de la selección española. Con una imagen de Emilio Butragueño del Mundial de México'86, el gol de Fernando Torres en la final de la Eurocopa 2008, el de Andrés Iniesta en el Mundial 2010, la imagen levantando el trofeo más deseado y alguna instantánea de la Eurocopa 2012.

Una imagen del primer éxito de la Roja en su primera Eurocopa en 1964 con un lema "toda historia tiene un comienzo" que enlaza con los penaltis ante Italia del 2008 en los fatídicos cuartos "toda esa maldición se rompe".

Ahora, sin los miedos del pasado, acostumbrados a ganar grandes torneos, España comienza su camino al más difícil todavía: defender la corona mundial y ser la primera selección europea que gana un Mundial en Sudamérica.EFE
10/06/2014