'SuperGuidetti', el 'showman' sueco-africano del Celta

publicado a la‎(s)‎ 17 jul. 2015 16:38 por Eliana Caterine Alvarado   [ actualizado el 17 jul. 2015 16:54 ]


John Guidetti, junto a sus compañeros de equipo en Kenia John Guidetti @SuperGuidetti

Observe con detenimiento la foto. No hay retoques, ni montajes. La localización: Nairobi, Kenia. El extraño individuo que semeja un fosforescente entre sus compañeros, John Guidetti, jugador sueco que acaba de fichar por el Celta de Vigo. Tiene sólo 23 años, pero vividos con una intensidad poco común. Nació un 15 de abril de 1992 en Estocolmo, pero no se crió en la 'Venecia del Norte', lo hizo en una de las barriadas más pobres de Nairobi. El motivo, la profesión de su padre, Mike, quien fue designado director de una escuela en la capital keniana cuando Guidetti tenía tres años. 

Además de por sus goles. Guidetti es conocido por su carisma dentro y fuera de los terrenos de juego

Viene de proclamarse campeón de Europa con la selección sueca Sub-21, de la que es absoluto líder

El nuevo fichaje del Celta pasó parte de su infancia en Kenia, jugando al fútbol en uno de los suburbios más pobres de Nairobi.

Un progenitor ex jugador de rugby de origen italiano y raíces brasileñas, mestizaje que heredó su hijo.

El primer traslado duró apenas unos meses, pero tras cumplir los diez años el pequeño rubio, su familia volvió a acudir a la llamada africana. Por aquel entonces Guidetti ya sabía que quería ser futbolista, influenciado por lo vivido en el Mundial de Francia 1998, del que tiene sus primeros recuerdos. SuperGuidetti, como se hace llamar en redes sociales, dio sus primeros peloteos en el impronunciable IF Brommapojkarna de Estocolmo. Los Guidetti hablaron con el club para que crease un filial en Kenia. Así nació el Impala Bromma Boys, cuya curiosa foto de plantilla preside este artículo. "Cuando empecé en el equipo tuvimos que enterrar a nuestro capitán, que se ahogó junto a su hermano cuando iban a bañarse en una piscina de unos ricos después de un entrenamiento", relató el jugador sueco hace apenas unos meses a la revista sueca King Magazine.

El nuevo jugador del Celta estuvo en varios kenianos antes de regesar a Europa

El Brommapojkarna surtió de balones, camisetas, botas y demás material deportivo a una escuadra en la que sobresalió una melena rubia, tanto de modo cromático como en juego. Años después, Guidetti creó una fundación para ayudar a los niños desfavorecidos de Kibera y Mathare, dos de los asentamientos de chabolas más grandes de África.

Un líder nato
En su regreso a Europa en 2006 no tardó en despuntar. Guidetti hizo pruebas con equipos como el Inter, cuando allí jugaba su compatriota Zlatan Ibrahimovic. Su padre y él alquilaron un Fiat Punto que usaron como dormitorio ante la escasez de plazas hoteleras por la celebración de la Semana de la Moda. El Manchester City de su compatriota Sven Göran Eriksson acabó echándole el lazo. Estuvo siete años en la disciplina del conjunto citizen pero no llegó a disputar un partido con el primer equipo. Allí coincidió con el ex céltico Denis Suárez.

Su mejor temporada fue la 2011 / 2012, cuando recaló en el Feyenoord holandés de Ronald Koeman, donde se destapó como goleador. Justo cuando su carrera estaba en alza, contrajo un virus estomacal que le obligó a estar parado más de un año. A esto hay que añadirle una lesión de rodilla. Llegó a perder la sensibilidad de una pierna y muchos temían una pronta retirada. Pero salió adelante.

Viene de proclamarse campeón de Europa con la selección sueca Sub-21, de la que es absoluto líder. "Hemos ganado a Francia 4-1. Éste es el peor equipo con el que hemos dado en el torneo", dijo sin remordimientos tras superar al cuadro galo en una semifinal en la que saltaron chispas. Fue el perfecto maestro de ceremonias en las celebraciones, el primero en agarrar el micrófono para arengar a los miles de seguidores suecos que recibieron con honores a sus muchachos. Resurgió el año pasado en el Celtic, donde volvió a demostrar su talento goleador y musical, arrancándose con un rap en una rueda de prensa, en la que su compañero y amigo Virgil van Dijk le puso la base.

El Celta ha dado un golpe sobre la mesa con la incorporación de Guidetti, quien llega libre a Vigo y ha firmado por cinco temporadas. "He oído hablar del derbi gallego y quiero jugarlo cuanto antes para que gane el equipo de azul celeste", enunció en Balaídos para encandilar a los cientos de aficionados que acudieron a su presentación. La nueva adquisición celeste afirma que montará una floristería cuando cuelgue las botas, para poder enviarle rosas a los que no creyeron con él. "El jugador más conocido de Suecia después de Ibrahimovic", según rezan los medios del país escandinavo, es un delantero de raza. Un nuevo vigués que en cuanto domine un poco la lengua de Rosalía de Castro no tardará en entonar a todo trapo la Rianxeira, himno no oficial de un Celta que aspira a seguir creciendo este curso liderado por un vikingo de Nairobi.

DENÍS IGLESIAS
16/07/2015 17:48 horas

Comments