Juan Pablo Montoya, con problemas fiscales en Estados Unidos

publicado a la‎(s)‎ 5 nov. 2013 9:15 por Eliana Caterine Alvarado   [ actualizado el 5 nov. 2013 9:16 ]



FOTO:EFE

De acuerdo con la revista ‘Forbes’, la oficina federal que fiscaliza el pago de impuestos en Estados unidos (IRS), asegura que el piloto colombiano Juan Pablo Montoya obtuvo 9,5 millones de dólares de ingresos fiscales entre 2007 y 2008, y no los 2,4 millones que él y su esposa Connie Freydell reportaron de manera conjunta.
La publicación afirma además que el piloto ya había presentado una demanda en una corte estadounidense en la que concede que obtuvo ingresos de 800.000 dólares por encima de lo reportado en el periodo, pero en la que debate otros requerimientos más 'gordos' de la IRS.
El tema se centra en una “elegante maniobra” que involucra el derecho a su imagen en las que él se comprometió antes de mudarse a los Estados Unidos en 2007 para competir en Nascar para Earnhardt Ganassi Racing.
Montoya vendió su 'identificación como piloto' (voz, imagen, apariencia, etc.) a la corporación JPM Motorsports creada en Bahamas en el 2001, en ese momento, en 2001, la demanda dice, él estaba corriendo la escudería BMW de Fórmula Uno y que vivía en Mónaco, sin planes de mudarse a los Estados Unidos (Mónaco ha sido durante mucho tiempo un paraíso fiscal preferido por los pilotos de Fórmula Uno).
Pero después de su paso por la Fórmula Uno, accedió a trasladarse a la Nascar y a los Estados Unidos para la temporada 2007. En preparación para el traslado, la demanda dice que, Montoya y su padre consultaron con los asesores fiscales en las Bahamas y Estados Unidos y se les aconsejó "domesticar sus activos del extranjero a los Estados Unidos." Así que se creó Monty Motorsport, en Delaware (Delaware es un refugio favorito dentro de los EE.UU. para el blindaje rentas de la propiedad intelectual de los impuestos del Estado).
Esa operación es la que ha sido llamada por el IRS como un "engaño", mientras que la demanda presentada por Montoya alega que él realizó los procedimientos que le fueron aconsejados por asesores fiscales en Bahamas y Estados Unidos una vez pasó a ser residente estadounidense en el 2006 procedente de la Fórmula Uno.
'Forbes' destaca además otra operación relacionada con la compra de un avión por parte del colombiano, en la que el IRS y la demanda de Montoya chocan sobre los beneficios legales a los que el piloto tendría derecho por su cambio en el estatus de residencia.
Montoya, no es el primer piloto que se meten en problemas con el IRS, Helio Castroneves, quien quedó en segundo lugar este año en la IndyCar, en 2009 fue absuelto de cargos de fraude fiscal por delitos federales.

5 NOV 2013
10:06 AM
Por: Elespectador.com