José Mourinho, por la revancha ante Atlético de Madrid

publicado a la‎(s)‎ 22 abr. 2014 5:37 por Eliana Caterine Alvarado   [ actualizado el 22 abr. 2014 5:38 ]


FOTO:José Mourinho está en la búsqueda de su tercer título de la Champions. / AFP

Más que un regreso, para el polémico entrenador portugués se trata de una revancha, ya que el Atlético, dirigido por Diego El Cholo Simeone, derrotó a su Real Madrid en mayo del año pasado en la final de la Copa del Rey por 2-1, con lo que cerró una temporada en blanco y certificó su salida del cuadro merengue. Cuatro días después de esta final, Mou dirigió su último partido en el Bernabéu, en un encuentro con una imagen final que resumió los tres años del técnico en el Real Madrid: aclamado por los ultras (barras bravas) y despedido con pitos e indiferencia por gran parte de la afición.
El balance de las tres temporadas de Mourinho en el Real Madrid (2010-2013) fue bastante decepcionante. El portugués ganó una Copa del Rey, una Liga y una Supercopa de España, pero no dio al club la ansiada décima Copa de Campeones de Europa en su historia. Mourinho se marchó de España rumbo a Londres a finales de la temporada pasada, enfrentado a buena parte del vestuario blanco y en conflicto con la prensa española. La mayoría de la afición le reprochaba su ego y el carácter volcánico de un entrenador que concentraba buena parte de la atención en perjuicio de un club centenario, con su historia y sus tradiciones.
Mourinho no ha vuelto a hablar del Madrid desde su regreso a Chelsea. “Evidentemente me gusta estar donde la gente me quiere. Es el caso de Inglaterra. En España es un poco diferente, porque algunas personas, y especialmente la prensa, me detestan”, declaró el técnico hace un año. El Atlético le odia, Simeone le admira.
De vuelta a Stamford Bridge, donde es idolatrado, el portugués parece haber recuperado su aura, más aún tras la sufrida clasificación contra el París Saint-Germain en cuartos de final (1-3 y 2-0). Mou sueña con ganar con el Chelsea la tercera Copa de Europa en su palmarés, tras las conseguidas con el Porto en 2004 y con el Inter de Milán en 2010. Por el momento, esta tarde superará a Alex Ferguson al dirigir su octava semifinal, una más que las que sumó el legendario exentrenador del Manchester United. Mourinho alcanzó las semifinales con el Real Madrid en sus tres temporadas como técnico blanco, pero nunca logró clasificar al equipo para la gran final.
El técnico portugués deberá enfrentarse también al ambiente hostil del Vicente Calderón, un estadio que odia todo lo que tiene pasado, presente o futuro madridista y cuya afición ya cantó “¡Mourinho muérete!” cada vez que el portugués visitaba el templo rojiblanco. Quizá el único colchonero que aprecia el carisma del entrenador portugués sea el técnico rojiblanco, Diego Simeone. “Me gustaba mucho el Real de Mourinho. Era un equipo realista, rápido, con las ideas claras”, explicó el argentino hace unas semanas. Por algo Simeone es considerado por muchos la versión colchonera de Mourinho.
El técnico del Atlético de Madrid aseguró que “es una semifinal muy pareja, me imagino un partido apretado, decidido por detalles, decidido por la calidad técnica individual de los jugadores.El que mejor trabaje desde el punto de vista colectivo, que pueda generar esa individualidad, es el que va a estar más cerca de ganar este partido”.

FÚTBOL INTERNACIONAL 21 ABR 2014
10:22 PM
Por: Redacción Deportiva