James Rodríguez deja fuera del Real Madrid a un Ángel Di María harto

publicado a la‎(s)‎ 30 jun. 2014 17:26 por Carlos Perez   [ actualizado el 30 jun. 2014 17:29 ]
dimaria-gol-copa-efe.jpg

Ángel Di María celebra el gol anotado en la final de Copa. Foto: EFE.



James Rodríguez está siendo la sensación del Mundial de Brasil. Ya es el máximo realizador, es el único jugador que ha anotado en todos los partidos y está liderando a una Colombia que puede ponerle las cosas muy complicadas a la anfitriona Brasil. Y algo muy importante de cara al mercado de fichajes: se ha declarado al Real Madrid.



Con el cartel del jugador y su proyección, el equipo blanco está dispuesto a recoger el guante que le ha lanzado el colombiano. Pero eso implica que alguno de los jugadores que ocupa el once del Real Madrid acabaría relegado a la suplencia. James Rodríguez no iría al Santiago Bernabéu a ser suplente.

Y precisamente por esta razón, la irrupción de James dejaría a un futbolista blanco fuera del equipo. Se trata de Ángel Di María. El argentino sería la pieza sustituida en el esquema de Carlo Ancelotti si se concreta el fichaje del jugador del Mónaco.

Cristiano Ronaldo, Gareth Bale y Karim Benzema (negociación de contrato mediante) son innegociables en la delantera, y en el centro del campo Xabi Alonso y Luka Modric también son fijos. El puesto del argentino, que a final de temporada no tenía nada clara su situación en el club, es el que quedaría colgando. Por la mente de Di María no pasa ser suplente. Y James Rodríguez le privaría de la titularidad.

Esto no sería sino el empujón final a un Di María que lleva un año planteándose si salir del Real Madrid. Es el mismo Mónaco el que ya le ha tanteado en varias ocasiones, y el PSG y la Juventus también le siguen de cerca. También tiene ofertas de la Premier League.

Una de las quejas principales del argentino era el poco cariño que sentía de la institución. Algo que se traduce en sueldo (el Real Madrid pretende reunirse con él para subirle la ficha), pero también en sentirse valorado a través de otros actos. Que se busque a un jugador que ocuparía su puesto no es precisamente uno de ellos.


EFE
30/06/2014