Gerard Piqué y su posible salida del Barça en el mercado invernal

publicado a la‎(s)‎ 11 nov. 2014 12:31 por Carlos Perez
Pique-gesto-agachado-2014-reuters.jpg

Piqué, durante un partido del Barça | Reuters



La situación de Gerard Piqué en el FC Barcelona, relegado por Luis Enrique a cuarto central del equipo, podría tener consecuencias en el mercado invernal. Desde la prensa deportiva de Cataluña, periodistas cercanos al entorno culé y al jugador hablan ya abiertamente de la opción de que el jugador se marche (o al menos lo intente) cuando se reabra el mercado invernal el próximo mes de enero. Es una opción que, para nada, se descarta desde el entorno del futbolista y del propio club blaugrana.



Una de las voces más autorizadas del periodismo cercano al club es la de Martín Perarnau. El redactor de Mundo Deportivo, destacado en los últimos días por escribir el libro 'Herr Pep', conoce los entresijos del Barça y de sus futbolistas como pocos. Íntimo amigo de Pep Guardiola, escribió ayer en su columna habitual que el futbolista usará el parón liguero de los próximos 15 días (está convocado con la Selección Española) para reflexionar sobre qué paso tomará en el futuro.

Cuenta Perarnau que el jugador no usa excusas extradeportivas para definir su momento. Es decir, que no cree que Luis Enrique le haya apartado de la titularidad por el elenco de problemas o pequeños líos en los que se ha metido en los últimos días.

No, Piqué cree que es suplente porque el entrenador no le ve a tope. El propio Luis Enrique le habría dicho en una charla en la previa del Barça-Celta que nada tiene que ver la gestión de su vida privada con su repentina desaparición de las alineaciones.

Y eso es lo que más le preocupa al internacinal español. Tal y como contó recientemente EcoDiario.es, él no se ve lejos de su mejor momento de forma. Cree que entrena al máximo, que lo da todo y que tiene sus cualidades a óptimo rendimiento. Pese a ello, sigue sin jugar. Suma tres partidos consecutivos en los que no disputa ni un minuto y eso, para un campeón del mundo como él, no es nada bueno.

Tiene 27 años y cree que está en su plenitud deportiva. De ahí esta preocupación que podría llevarle a pensar en salir del Barça. Según Perarnau, es una opción que no se descarta. Piqué sabe que la Premier League llama a su puerta por la vía de diversos equipos. Desde el Chelsea de su amigo Cesc Fàbregas, hasta el Manchester United (equipo del que volvió a Barcelona), pasando por el otro Manchester, el City, o el Arsenal de Wenger.

Si el jugador decidiera marcharse, el club tendría complicado retenerle. Piqué es un peso pesado y tenerle enfadado durante lo que restase de temporada podría ser un asunto delicado. Sólo si el Barça pudiese fichar en verano de 2015, quizá se lo pensaría.

Además, las ofertas con las que se especula desde Inglaterra hablan siempre de 25-30 millones de euros, una cantidad elevada para un central en un mal momento. El problema es que si el TAS mantiene el veto al Barça de la FIFA y le deja sin poder incorporar futbolistas hasta enero de 2016, dejarle ir sería provocar un importante agujero en el centro de la zaga. Se reforzaría la idea de cerrarle las puertas.

Es, por lo tanto, un caso espinoso con muchas versiones y posturas, desde la del jugador (aún indefinida), pasando por la de Luis Enrique, el Barça y los posibles equipos interesados en él. Cóctel que, con todo y con eso, podría dar como resultado su marcha en apenas dos meses, una alternativa que en la Ciudad Condal ya no se descarta frontalmente como sucedía hace no mucho tiempo.


EFE
11/11/2014
Comments