Francia cerraría la puerta al Barça en caso de que Cataluña se independice

publicado a la‎(s)‎ 8 oct. 2014 9:27 por Carlos Perez   [ actualizado el 8 oct. 2014 10:41 ]
PSG-Barcelona-2014-David-Luiz-efe.jpg - 640x450

Un PSG - Barça sería inviable en la Ligue 1 francesa | EFE




Javier Tebas, presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) ha sido el primero en levantar la voz de forma pública y notoria. "Si Cataluña se independizase, el Barça y el Espanyol debería salir de la LFP; no podrían jugar la liga española", comentó el mandatario. Una declaraciones que ya han tenido réplica por parte de la Plataforma pro-selecciones catalanas. "El Barça jugaría donde quiera. Se lo rifarían", declararon ayer tras escuchar las palabras de Tebas. Lo cierto es que el tema no es nuevo. Desde hace tiempo el Barça estudia en qué competición debería jugar si se produjese la separación del resto de España.



La antigua directiva liderada por Rosell sondeó las opciones de Italia, Inglaterra y Francia. Ésta última era, en verdad, la que más gustaba. De hecho, Interviú llegó a afirmar en junio de este año que ya se produjeron contactos entre el club y el gobierno vecino para sondear esta opción. Opción que a día de hoy, es inviable. El Barça parece abocado a jugar inicialmente en una liga catalana si finalmente se produjera la independencia.

Cuenta hoy el diario As que la legislación francesa, al contrario de lo que se viene contando en el seno del FC Barcelona, no admite que equipos de terceros países jueguen en su competición.



Muchos culés usan el ejemplo del Mónaco como el que seguiría su club, pero obvian que la relación entre el Principado y Francia es totalmente diferente a la que existe entre Cataluña y Francia. Aunque Mónaco es un estado independiente del galo, ambos países mantienen una relación muy estrecha. Francia ve a este pequeño territorio casi como una provincia.

De hecho, el primer ministro monegasco es siempre francés y nombrado por Francia. Así pues, se entiende que, aún siendo otro país, los equipos de este territorio son, a estos efectos, también galos.

Además, la ley del deporte francés sí que permite que los clubes de Mónaco participen en su liga. Es una excepción a la norma que no se extiende a más nacionalidades.

Es decir, que debería cambiarse la ley del deporte francés para aceptar a equipos catalanes, una opción políticamente poco probable, toda vez que un paso de este tipo tensaría mucho las relaciones España-Francia, contravendría el espíritu de la Unión Europea (espíritu que Francia apoya) y contravendría la tradicional política centralista que siempre se ha mantenido en el Eliseo.


EFE
08/10/2014