Fiorentina y Nápoles, favoritos para repetir final

publicado a la‎(s)‎ 7 abr. 2015 7:44 por Eliana Caterine Alvarado   [ actualizado el 7 abr. 2015 7:45 ]


En la Bota Itálica, Fiorentina parte como favorita contra Juventus, en el partido de vuelta (1:45 por DirecTV), tras su victoria en Turín (2-1), y podría jugar contra el Nápoles el 7 de junio en una revancha de la final de 2014.

Nápoles recibe mañana (1:45) a la Lazio con la ventaja del empate (1-1) logrado en Roma en la ida.

La final del año pasado, ganada por el Nápoles a la Fiorentina (3-1), se vio ensombrecida por la muerte de un tifoso napolitano, Ciro Esposito, dos meses después de haber recibido un balazo disparado por un aficionado del AS Roma en los incidentes violentos antes del partido.

Tampoco hay que olvidar que la Fiorentina es el equipo en forma del momento y que acaba de hacerse con la cuarta plaza en Serie A.

La Viola es la primera formación desde el Bayern Múnich campeón de Europa en 2013 en imponerse en la fortaleza del Juventus Stadium, en la ida, gracias a un doblete del egipcio Mohamed Salah, incontestable mejor fichaje del mercado de invierno en toda Italia.

Aunque sueña con un doblete, estando el Scudetto en el bolsillo, la Juventus podría privilegiar la cita dentro de una semana contra Mónaco, en la ida de cuartos de final de la Liga de Campeones.

Debido a ello, Massimiliano Allegri podría dar descanso a muchos titulares en el partido de Copa contra Fiorentina.

Mañana, Nápoles, que acaba  casi de despedirse de sus opciones de luchar por la segunda plaza en la liga, se enfrenta al otro equipo del momento, la Lazio, que lleva siete victorias consecutivas en la Serie A.

En crisis tras su derrota en el campo del AS Roma (1-0), el sábado, que le relega a 9 puntos de la segunda plaza, el Nápoles de Rafael Benítez necesita de una recuperación y un trofeo, tras la Supercopa de Italia ganada en Navidad contra la Juventus.

Esta semifinal opone también a los especialistas de la prueba, vencedores de las tres últimas ‘Coppa Italia’, 2012 y 2014 para Nápoles, 2013 para la Lazio y la famosa final del derbi ganada a la Roma.

Interesante
El Bayer Leverkusen-Bayern Múnich se presenta como la eliminatoria más interesante de los cuartos de final de la Copa de Alemania, en los que el Borussia Dortmund tratará de salvar una temporada decepcionante.

Con el título de liga casi en el bolsillo, el Bayern Múnich se desplaza a Leverkusen con el objetivo de seguir aspirando al triplete esta temporada (Bundesliga, Copa y Champions), pero no lo tendrá fácil en la cancha del cuarto clasificado del campeonato germano.

El pasado fin de semana, el Bayern derrotó al Dortmund, por 1-0, en un partido en el que lo más destacado fue el regreso del centrocampista español Thiago, que podría disfrutar de nuevo de minutos ante el Leverkusen con el fin de ponerse en forma para el tramo final de la temporada.

A estos cuartos de final de Alemania han llegado los cuatro primeros clasificados de la Bundesliga. Wolfsburgo (2º) y Borussia Moenchengladbach (3º) parten como favoritos ante el Friburgo y el Arminia Bielefeld, único de los ocho participantes que no juega en la máxima categoría.

El Borussia Dortmund, por su parte, busca seguir vivo en esta competición para salvar una temporada que está siendo la peor del equipo en los últimos años.

Para ello, deberán superar el escollo del Hoffenheim (7º) en cuartos, aunque con la ventaja de jugar ante su afición en el Signal Iduna Park de Dortmund.

Favorito
El líder de la liga francesa, París SG, buscará mañana clasificarse para la final de copa ante el Saint Etienne en unas semifinales que comenzarán el martes con el duelo entre el Auxerre, de segunda división, y el Guingamp.

Tras ganar al Marsella en el Clásico francés (3-2) y recuperar el liderato de la Ligue 1, el equipo parisino continúa con su particular 'semana grande', en la que se jugará buena parte de las opciones a los cuatro títulos a los que aún aspira.

Pese a jugarse en el Parque de los Príncipes de París y de que el PSG ganó los dos partidos de liga ante su rival (5-0 y 0-1), el encuentro no se presenta fácil para el líder de la Ligue 1, porque el Saint Etienne está realizando una buena temporada (es quinto en liga) y por las previsibles bajas de David Luiz y Thiago Silva.

El partido servirá también para demostrar si los jugadores del PSG están concentrados en la Copa o si están pensando en objetivos mayores y de más prestigio.

El Auxerre y el Guingamp, el vigente campeón, darán el pistoletazo de salida a las semifinales coperas el martes en un partido que se presenta igualado, ya que la diferencia de categoría el Auxerre la compensará con el hecho de jugar en su estadio y con el peso de la historia, ya que tiene cuatro Copas en su palmarés (1994, 1996, 2003 y 2005).


EL NUEVO SIGLO
ABRIL 7, 2015 - 3:47AM