Federación italiana de tenis suspendió dos jugadores por posible amaño

publicado a la‎(s)‎ 13 feb. 2015 13:08 por Eliana Caterine Alvarado   [ actualizado el 13 feb. 2015 13:09 ]



El tenista italiano Potito Starace, investigado por amaño de partidos.
Foto: Archivo / EL TIEMPO

Los tenistas Daniele Bracciali y Potito Starece estarán, por prevención, 40 días castigados.

La Federación Italiana de Tenis ha decidido suspender durante 40 días a Daniele Bracciali y Potito Starace como medida cautelar mientras concluye el proceso judicial que investiga el supuesto amaño de partidos por parte de los dos jugadores.

En un comunicado, la Federación italiana aseguró que ha decidido atender así la petición de la Fiscalía Federal y matizó que esta suspensión es preventiva, pues ambos están siendo investigados y no existe ninguna sentencia firme.

"El Tribunal Federal ha encontrado fundados los temores de la Fiscalía Federal acerca de la posibilidad de reiteración de comportamientos ilícitos por parte de los dos jugadores, y también los temores de la Federación Italiana de Tenis de que sea mayor el daño a su imagen, de por sí ya perjudicada", explicó la institución.

La entidad agregó que "la duración de la suspensión es de 40 días", porque ese es el tiempo que necesitará la Fiscalía Federal para completar la investigación.

La nota finaliza recordando que "Bracciali y Starace son sospechosos de haber alterado el resultado de algunos encuentros con el objetivo de enriquecerse ilegalmente a través de las apuestas".

La Justicia italiana investiga el supuesto amaño de partidos de fútbol y de tenis en el periodo 2007-2011. La iniciativa ha partido de la Fiscalía de Cremona (norte) y entre los nombres que podrían haber cobrado por asegurarse un resultado se encuentran los de los tenistas Bracciali y Starace, pero también los de Filippo Volandri y Simone Bolelli.

La investigación analiza el contenido de conversaciones mantenidas por los implicados a través de "Skype", según reveló recientemente el diario deportivo ‘La Gazzetta dello Sport’.

En una de ellas, por ejemplo, Bracciali expresaba supuestamente sus dudas sobre si estaría en condiciones de perder en un encuentro, pero mencionaba cantidades que se suelen pagar en casos similares.

Bracciali perdió finalmente aquel partido contra Jenkins por 6-2, 6-1. En el caso de Starace, la conversación revelada por el mismo rotativo afecta presuntamente a un partido jugado en abril del 2011 entre el italiano y el español Pablo Andújar en la final del torneo de Casablanca y que supuestamente se amañó: perdió el transalpino, que había ganado en las cinco veces que hasta entonces ambos se habían enfrentado.

Por:  Redacción EL TIEMPO 2:47 p.m. 
12 de febrero de 2015