España sufre para imponerse a Bosnia y ya manda en el grupo

publicado a la‎(s)‎ 10 oct. 2013 15:26 por Carlos Perez

Foto: Ecodiario




     La selección española ha ganado (3-2) a la de Bosnia-Herzegovina en partido correspondiente a la fase de clasificación para el Europeo de la República Checa en 2015 gracias a los goles de Sergi Roberto, Saúl Ñíguez y Morata, lo que les permite liderar el Grupo 4 con nueve puntos en tres partidos.

La nueva generación de la sub-21 continuó reivindicándose con la tercera victoria en otros tantos partidos. Los Óliver Torres, Sarabia, Pardo, etc. demostraron una vez más que el salto generacional no les viene grande, y lograron una victoria que pone tierra de por medio con Hungría, que pinchó en casa con Austria, la única selección que aguanta el ritmo de España, empatando a puntos aunque con un partido más, por lo que no parece peligrar el billete para la República Checa.



La España de Lopetegui comenzó tocando e intentando jugadas elaboradas, a veces incluso en exceso. La calidad en el centro del campo le permitía monopolizar la posesión, pero muchas de las combinaciones finalizaban con centro de Sarabia, que jugando a pierna cambiada abusaba de su exquisita zurda para mandar balones en busca de un Morata que no aparecía.

Bosnia tenía problemas para salir de su campo, pero en una de las pocas veces que logró hacerlo encontró una temprana recompensa, antes del cuarto de hora del partido. Grahovac sacó un disparo lejano y bombeado que se fue envenenando para terminar colándose con suavidad por el segundo palo por encima de Pacheco.

El tanto en contra no fue más que una piedra en el camino, sin variar ni un ápice las intenciones de España, que continuó buscando la portería de Jajalo. Morata vio cómo le anulaban un gol por falta a su defensor, por lo que tuvo que ser Sergi Roberto cinco minutos más tarde el que igualara la contienda aprovechando un rechazo del portero tras una falta bien lanzada por Rubén Pardo.
A por la sentencia

Tras el descanso, la 'Rojita' fue sin contemplaciones en busca del justo premio a la superioridad mostrada. Más allá de una par de sustos que salvaron Pacheco primero y Saúl Ñíguez después, España pudo corroborar con goles el dominio durante todo el partido.

Saúl Ñíguez puso por delante a los de Lopetegui con un certero cabezazo a la salida de un córner que colgó magistralmente Pablo Sarabia. Morata, que no quiso faltar a su cita con el gol sumando ya seis tantos en tres partidos, cerró la cuenta empujando a placer un servicio de Sergi Roberto, pero Kvesic dio emoción a los minutos finales aprovechando la excesiva relajación de la defensa española.

Por: Ecodiario

10/10/2013
Comments