España se enfrenta a la clase media emergente Europea

publicado a la‎(s)‎ 23 feb. 2014 21:12 por Carlos Perez   [ actualizado el 23 feb. 2014 21:28 ]

FOTO: EFE

Cuando Patrick Anthony Jennings, Pat en el argot del fútbol, un portero norirlandés que jugaba con Inglaterra en los ochenta, sacó la bola de Gibraltar, colonia británica, para enfrentarse a España en el grupo C, en el auditorio de Palais des Congrès Acrópolis voló un murmullo. Jennings probablemente pensó que había protagonizado algún problema con las bolas giratorias. Gianni Infantino, secretario de la UEFA, que ejercía de maestro de ceremonias del sorteo puro y duro (las presentaciones eran cosa de Lizarazu y Gullit), acudió al quite para explicar que España y Gibraltar no podían coincidir en el mismo grupo, por decisión política previa, y que por lo tanto la colonia británica en España pasaba al grupo siguiente, encabezado por Alemania. La siguiente bola le deparó en suerte a La Roja a Luxemburgo en el reparto de peras en dulce. Cuando el portero polaco Tomasevski sacó la bola de Armenia para enclavarse en el grupo de Azerbaiyán, el guardameta también dilató las pupilas antes de que, de nuevo Infantino, explicase que ambas selecciones no podían encuadrarse en el mismo grupo, por razones políticas previas. El fatalismo de que lo que puede suceder para mal ocurrirá se produjo en las dos excepciones previstas. Probablemente las excepciones están para ser incumplidas.

Los grupos

Grupo A: Holanda, República checa, Turquía, Letonia, Islandia, Kazajistán.

Grupo B: Bosnia Herzegovina, Bélgica, Israel, Gales, Chipre, Andorra.

Grupo C: España, Ucrania, Eslovaquia, Bielorrusia, Macedonia, Luxemburgo.

Grupo D: Alemania, Irlanda, Polonia, Escocia, Georgia, Gibraltar.

Grupo E: Inglaterra, Suiza, Eslovenia, Estonia, Lituania, San Marino.

Grupo F: Grecia, Hungría, Rumanía, Finlandia, Irlanda del norte, Islas Feroe.

Grupo G: Rusia, Suecia, Austria, Moldavia, Montenegro, Lietchtenstein.

Grupo H: Italia, Croacia, Noruega, Bulgaria, Azerbaiyán, Malta.

Grupo I: Portugal, Dinamarca, Armenia, Albania.



El resto del sorteo transitó para España de forma plácida. Había que evitar a Bélgica y se evitó, igual que a Turquía, Croacia o Serbia. Y así fueron cayendo Luxemburgo, Macedonia, Bielorrusia, Eslovaquia y Ucrania, el combinado de un país en plena convulsión política. Salvo con la selección de la subcapital europea, España mira al Este y a la nueva clase media del fútbol, la de los países emergentes de la antigua Unión Soviética, que evolucionan, sin prisa pero sin pausa. El seleccionador Vicente Del Bosque se fijó primero en el frío “al ser todos países del Este, aunque hay que ver las fechas de los partidos y al final el frío es igual para todos, eso es cierto”.

Ucrania, organizadora del anterior torneo europeo “es el rival más acreditado según la clasificación de la UEFA”, señaló Del Bosque, que huyendo de toda autocomplacencia no dudó en advertir de que “no es un grupo fácil”. Diplomacia obliga, aunque la distancia sea sideral. Ucrania metió miedo a Francia en la clasificación para el Mundial 2014, Eslovaquia fue rival de España en la repesca para el de 2006 y nunca ha jugado una Eurocopa, Bielorrusia ya cayó en la clasificación para Brasil y Luxemburgo es una anécdota geográfica y deportiva. Descartados los cabezas de serie que compartían su bombo, España no podía temblar. Los sorteos siempre generan un tópico grupo de la muerte y un grupo paradisíaco. El de la muerte le tocó a Holanda, que compartirá destino con República Checa y Turquía, aunque no le va a la zaga Portugal, con Dinamarca y Serbia. El paraíso cayó en el grupo B, con Bosnia, Bélgica, Israel, Gales, Chipre y Andorra: descontado el Principado, ¿quién apostaría más allá de Belgica?

Las 53 selecciones en juego (Francia está clasificada como anfitriona) se repartieron en ocho grupos de seis y uno de cinco, el encabezado por Portugal. Se clasifican los dos primeros de cada grupo, el mejor tercero, y los cuatro que surjan del enfrentamiento en la repesca en los otros ocho terceros. La clasificación se disputará entre el 7 de septiembre de este año y el 13 octubre de 2015 y la fase final del 10 de junio al 10 de julio de 2016.


Sorteo dirigido para evitar un Gibraltar-España y un Azerbayán-Armenia

Antes del sorteo, la UEFA llegó a un acuerdo con las federaciones. El sorteo sería dirigido, no puro, para evitar conflictos. Así "por motivos políticos", especificó el organismo, Gibraltar no podía coincidir en el mismo grupo de España ni Azerbayán en el de Armenia. La selección del Peñón acabó en el Grupo D, con Alemania.

No fue el único elemento que marcó el sorteo. Por imperativo televisivo, las selecciones más potentes (Inglaterra, Alemania, España y Holanda) debían estar en un grupo de seis equipos, y no podían acabar en el de cinco.

POR: DIARIO EL PAÍS
24/02/2014