En una batalla campal terminó el clásico uruguayo

publicado a la‎(s)‎ 22 ene. 2014 4:08 por Eliana Caterine Alvarado   [ actualizado el 22 ene. 2014 4:11 ]



FOTO: EFE

Cinco detenidos, un policía herido y varios jugadores citados a declarar ante la justicia fue el saldo que dejó el clásico del fútbol uruguayo entre Nacional y Peñarol que se jugó el pasado domingo y que culminó con una enorme pelea dentro y fuera de la cancha. (Vea en este enlace el video de la fuerte batalla).
El inspector de la policía Robert Yroa, encargado de la seguridad del encuentro, informó este martes que los detenidos fueron acusados por diversos desórdenes en el exterior del estadio Centenario una vez que culminó el encuentro, como desórdenes, daños y vehículos.
El policía resultó herido al recibir el impacto de una botella en el rostro, lo que le causó la ruptura del tabique nasal, mientras separaba a un grupo de seguidores de ambos clubes que se enfrentaban en el exterior del estadio.
"Más allá de eso, entre las hinchadas no hubo más inconvenientes. Lamentablemente lo que quedó fueron los hechos vistos en el campo y los problemas entre los jugadores", dijo el inspector en declaraciones recogidas por la emisora de radio del Ministerio del Interior.
Dichos incidentes comenzaron sobre la cancha en donde Nacional y Peñarol jugaban las semifinales de la Copa Bimbo, uno de los tradicionales torneos veraniegos de preparación para la temporada.
Los tricolores se impusieron por 1-0 en un encuentro en el que fueron más efectivos que sus rivales y que discurrió con normalidad hasta que Carlos Núñez, de Peñarol, le propinó a falta de unos diez minutos para el final una patada a Guillermo de los Santos.
Varios jugadores reaccionaron y se armó una enorme pelea en la mitad de la cancha, en la que según se vio por televisión, los jugadores de Peñarol lideraron las agresiones a sus rivales, particularmente el veterano Fabián Estoyanoff.
Nueve jugadores que participaron en la pelea tendrán que presentarse ante el Juzgado Penal Número 9 para rendir cuentas por los incidentes, por los que podrían llegar a ser sancionados con una pena entre 3 y 24 meses de prisión.


FÚTBOL INTERNACIONAL 21 ENE 2014
7:14 PM
Por: Elespectador.com