En fútbol femenino Colombia mantiene la ilusión intacta

publicado a la‎(s)‎ 18 jun. 2015 11:30 por Eliana Caterine Alvarado   [ actualizado el 18 jun. 2015 11:30 ]

Pese a caer ante la Selección de Inglaterra, el equipo de las “superpoderosas” clasificó a los octavos de final como uno de los mejores terceros. Su próximo encuentro, que depende de los resultados del grupo e, será contra Estados Unidos o Japón.

Los nombres de las 23 “Superpoderosas” que firmaron el paso de la selección a octavos de final del Mundial de Fútbol Femenino en Canadá ya quedaron inscritos en la historia del balompié de Colombia. El equipo dirigido por Felipe Taborda piensa en seguir sumando victorias para continuar sorprendiendo, pese a la derrota frente a la selección de Inglaterra 2-1 en la última fecha de la primera fase.

Según Taborda, se trata de un grupo que jornada tras jornada quiere seguir soñando y tener nuevas expectativas con cada objetivo que logra. Por eso su ambición las alienta a querer cada día algo más. Para lograrlo tienen toda su fe puesta en su talento y sobre todo en la preparación que las ha llevado a convertirse en una de las mejores selecciones suramericanas, pero también en uno de los equipos revelación en el Mundial.

El camino para llegar hasta aquí comenzó hace siete años, cuando bajo las órdenes del técnico Pedro Rodríguez consiguieron el título del Suramericano Sub-17 celebrado en Chile. Con Tatiana Ariza como goleadora, Colombia consiguió el primer lugar y un puesto directo al Mundial de la misma categoría en 2008 en Nueva Zelanda. Allí se enfrentó contra las selecciones de Dinamarca, Canadá y Australia y quedó última de su grupo en la primera ronda.

Con la llegada por primera vez a un certamen mundial, la selección adquirió fuerza para seguir representando la tricolor femenina ante equipos a nivel mundial. En 2010 un cambio en el cuerpo técnico recibió a Ricardo Rozo como nuevo seleccionador, meses antes de participar en el Suramericano Sub-20 en Colombia. En este torneo el equipo de Rozo consiguió el segundo lugar y un pase directo al Mundial Sub-20 de 2010, en Alemania.

Fue allí donde los nombres de Yoreli Rincón y Tatiana Ariza comenzaron a aparecer como las figuras de la selección. El esfuerzo del grupo les alcanzó para quedarse con el cuarto puesto del torneo. En noviembre de ese mismo año llegaron a ocupar el segundo lugar en la Copa América.

Ese subcampeonato les dio la clasificación para el Mundial Femenino de mayores en Alemania y para los Juegos Olímpicos de Londres, donde la selección completó el grupo de cien atletas que el Comité Olímpico Colombiano había prometido llevar hasta Inglaterra. Su participación, sin embargo, fue fugaz: en ambas competiciones quedaron coleras de su grupo en las primeras fases.

Mientras el equipo regresaba al país sin haber cumplido las expectativas, el técnico Felipe Taborda empezaba a conseguir sus primeros triunfos con la selección sub-17.

Fue entonces cuando la Federación Colombiana de Fútbol decidió nombrarlo como técnico del equipo mayor, de cara a la Copa América de 2014. Pero, como había ocurrido en la pasada edición del torneo suramericano, la selección volvió a caer ante el Brasil de Marta Vieira da Silva, considerada una de las mejores jugadoras del mundo en varias oportunidades.

Aunque el oro volvió a quedar en manos de las brasileñas, la tricolor aseguró un cupo para el Mundial de Canadá, en el que ya ha hecho historia. El éxito del equipo de las “Superpoderosas” que llegó a este torneo no se puede explicar, como lo dice su director técnico, desde las individualidades de jugadoras como Rincón, Ariza, Lady Andrade o Catalina Usme. “Hablar de una sola línea a veces es cansón. Creo que la fortaleza y la unión del equipo han sido las claves para nuestros triunfos”, agrega.

Pero además de su explicación, los resultados más recientes de la tricolor demuestran por qué el equilibrio que ha logrado en todas sus líneas ha sido crucial para sus victorias. Desde su participación en la Copa América del año pasado, el arco que protege Sandra Sepúlveda sólo ha recibido ocho goles.

Aunque los dos goles que anotó la selección de Inglaterra le quitaron el liderato del grupo, los puntos acumulados le alcanzaron para clasificar como uno de los mejores terceros equipos y su próximo enfrentamiento, en el Mundial que las ratifica como las “Superpoderosas”, será frente al seleccionado de Estados Unidos o el de Japón, dependiendo del resultado de la última fecha del grupo E.

Por: María José Medellín- EL ESPECTADOR
17 JUN 2015 - 5:10 PM