El Real Madrid sigue 'borrando' el legado de Mourinho en la plantilla

publicado a la‎(s)‎ 25 ago. 2014 14:21 por Carlos Perez   [ actualizado el 25 ago. 2014 14:45 ]
Mourinho-Ozil-2013-reuters.jpg - 640x450

Mourinho saluda a Özil en su etapa como madridista. Reuters



Bueno para uno, malo para otros, el paso de Jose Mourinho por el Real Madrid no dejó a nadie indiferente. Una parte importante de la afición aún reivindica su figura, pero poco más de un año después de su marcha, el club ha borrado la mayor parte de su legado más importante: el de los fichajes.



Durante las tres temporadas en Chamartín del portugués, el Real Madrid fichó a 15 jugadores: Ángel Di María, Fabio Coentrao, Luka Modric, Mesut Özil, Sami Khedira, Nuri Sahin, Rafael Varane, Pedro León, Ricardo Carvalho, Sergio Canales, José Callejón, Diego López, Hamit Altintop, Emmanuel Adebayor y Michael Essien. De todos ellos, y una vez confirmada la venta de Di María al Manchester United, sólo quedarán cuatro: Coentrao, Modric, Khedira y Varane.

A esto se une el atenuante de que uno de ellos, el alemán Khedira, se encuentra en la cuerda floja, ya que el equipo no cuenta con él y desea su venta. Otro que no anda mejor parado es el joven Varane, que tras su meteórica ascensión en el último año de Mourinho, las lesiones le han hecho perder importancia en detrimento del tándem Pepe-Ramos.

Así, sólo Coentrao y Modric serían los fichajes de la era Mourinho que siguen siendo importantes para el club, especialmente el del croata, ya que el luso no alcanzó un nivel óptimo en el equipo hasta la pasada temporada.

Hay jugadores fichados en la época de Mourinho que él mismo descartó, como fueron los casos de Pedro León o de Sergio Canales. Sin embargo, algunos de esos fichajes se convirtieron en sus hombres de confianza y permanecieron después de su marcha siendo importantes en el equipo. Así, destacan las ventas este verano de Diego López y Ángel Di María, dos futbolistas que se adaptaban a este perfil.

A este 'borrado' de la era Mourinho habría que sumar, además de a las bajas de López y Di María este año, las de Özil y Callejón el pasado. Un proceso progresivo en el que el club se está desprendiendo de jugadores que llegaron en estos tres años, ya sea por motivos deportivos como económicos.

De cerrarse la venta de Di María y aceptar una oferta interesante por Khedira, el Madrid empezaría la temporada sólo con tres nombres incorporados por el mediático entrenador luso, y sólo con uno de ellos, Modric, con la titularidad prácticamente asegurada.


EFE
26/08/2014