El Real Madrid se harta de la ambigüedad de Iker Casillas

publicado a la‎(s)‎ 15 jul. 2014 21:32 por Carlos Perez   [ actualizado el 15 jul. 2014 21:38 ]
Casillas-gesto-final-Champions-2014-reuters.jpg


Iker, en la final de Champions ante el Atlético de Madrid. Foto: Reuters.



Iker Casillas sigue con su peculiar contrarreloj en este verano. El Real Madrid quiere cerrar su portería el 1 de agosto y el capitán aún no ha dado un paso en firme que apunte a su permanencia o a su marcha del equipo blanco. La situación se está prologando demasiado para el gusto de la directiva merengue. Siga el mercado de fichajes de la temporada 2014-2015.



Según El Confidencial, esta actitud un tanto ambigua del cancerbero ya ha agotado casi toda la reserva de paciencia de los dirigentes blancos, que saben que hay que solucionar un problema que, ahora mismo, está muy lejos de terminar.

Saben que Iker no está a gusto en el club, lo que podría repercutir negativamente en el ánimo del vestuario. Es un tema que se ha analizado largo y tendido, buscando sus implicaciones. Como resumen, se ha decidido que hay que cortar por lo sano con ambientes perjudiciales. Y el que se había creado con el cisma en la portería así (creen) lo era.

El grueso de la cuestión que se plantea en el Bernabéu es el siguiente: si Casillas no quiere seguir en la misma posición, lo más apropiado es que lo diga para que todas las partes ganen. Iker podría buscarse equipo y el Real Madrid un sustituto. Por el contrario, si el portero asegurase que quiere continuar con la misma fórmula de la pasada temporada, asunto cerrado. Pero nada de esto ha pasado. Ni en un sentido, ni en el otro.
Una situación incómoda

Iker Casillas no tiene en el club el panorama que cree más adecuado. Diego López, aun teniendo ofertas del Nápoles, finalmente se va a quedar la próxima temporada, y la señales que se emiten desde el equipo es que será otro año el titular. Algo que el de Móstoles no está dispuesto a soportar. En el Real Madrid no se imaginan un escenario idéntico al del curso 2013/2014. No es algo deseado.

Por esta razón, cada vez se ve como más probable una salida del capitán. Pero hay un problema: el rendimiento del meta no ha sido el más deseado en el último tramo de temporada (Mundial incluido) y eso ha enfriado ligeramente el interés de los pretendientes del jugador.

Hay otro tema peliagudo que se interpone en una hipotética venta: la elevada ficha de Iker, que llega a los nueve millones por temporada. No hay muchos equipos que puedan asumir este coste salarial.

Mientras tanto, la llegada del portero a la concentración del Real Madrid, el 21 de julio, será un día clave para dilucidar el futuro del portero. Por el momento, solo se habla de rumores filtrados y el propio Casillas ha permanecido en un silencio que ha incomodado a la zona noble del Bernabéu. Una callada por respuesta a todas las habladurías que, lejos de calmar la situación, ha enrarecido todo lo que rodea al futbolista dentro del club de sus amores.


EFE
16/07/2014