El Real Madrid se desentiende de la agresividad

publicado a la‎(s)‎ 3 mar. 2015 13:34 por Carlos Perez
carvajal-villarreal-efe.jpg
Carvajal, en el partido ante el Villarreal. Imagen: EFE.

Con la llegada de Carlo Ancelotti el Real Madrid pensó el fin de una era de discordia y tormentas periódicas. Y más o menos lo consiguió: el equipo blanco ha aumentado su estabilidad institucional, tiene toda de la que un club de su estatus puede gozar. En el terreno de juego, esto también se refleja.

La cantidad de faltas en Liga se ha reducido de forma drástica desde que Ancelotti está en el banquillo blanco. En los tres años de Jose Mourinho al mando del banquillo, el número de faltas cometidas fue de 534, 523 y 467, desde la 2010/2011 a la 2012/2013. Con el italiano, los números son más bajos.

En su primer año, las faltas realizadas fueron 444. En lo que va de temporada, el Real Madrid ha cometido 266 en 25 partidos. La progresión para final de temporada sería aún menor, de 404 faltas, casi un 10% menos de las que se produjeron en la 2013/2014.

En lo que se refiere a las tarjetas, también se ha invertido la tendencia. Con Mourinho, desde la 2010/2011 a la 2012/2013, el balance de amarillas y rojas fue el siguiente: 102-7, 98-5 y 97-6. En el primer curso de Ancelotti se bajó a un 76-3. Ahora, los números (52-3) dan una progresión que culminaría en unos datos muy parecidos: 79 y 4. No habría reducción con el año anterior, pero sí se continuaría con lo mismo.

Ahora, la intensidad se entiende de otra forma: con el balón. Hay tramos de menos fluidez (como el que el equipo vive en la actualidad), pero la idea es potenciar esta faceta del juego. Correr hacia delante, presionando pero con la intención de recuperar para crear, no limitarse a destruir. Este cambio de estilo ha logrado reducir las infracciones.

El ejemplo de esto se traduce en las estadísticas de uno de los estandartes de Mourinho hasta los últimos meses de su paso por el Real Madrid: Pepe. El portugués ha bajado sus cifras de faltas, tarjetas y ha aumentado el número de robos. Como el resto del equipo en general, el '3' se desentiende de la agresividad.


EFE
03/03/2015

Comments