El Real Madrid se desangra en defensa: no encajaba tantos goles desde la temporada 93/94

publicado a la‎(s)‎ 15 sept. 2014 15:01 por Carlos Perez   [ actualizado el 15 sept. 2014 15:06 ]
pepe-koke-efe.jpg - 640x450

Pepe pugna por un balón con Koke en el derbi liguero. Imagen: EFE.



La crisis en el seno del Real Madrid que se dejó intuir en Anoeta y se confirmó tras la derrota ante el Atlético de Madrid tiene varios culpables ya señalados. Éstos tienen nombres y apellidos: Iker Casillas, Karim Benzema, Florentino Pérez...pero con los datos en la mano, el inicio de esta temporada 2014/2015 habla de algo más.



Porque el Real Madrid ha encajado seis goles en tan solo tres partidos. El detalle no es baladí, ya que hacía mucho tiempo que el portero del equipo blanco tenía que recoger el balón de dentro de su portería: hay que remontarse hasta la temporada 1993/1994 para superar esos seis goles en las tres primeras jornadas.

En ese curso, el Real Madrid encajó ocho tantos en sus partidos ante Osasuna, Deportivo de la Coruña y Valladolid. En total, hay que mirar veintiuna temporadas atrás para ver un registro mayor. En la 1995/1996, se igualó la cantidad de seis tantos, en los duelos ante Rayo Vallecano, Athletic de Bilbao y Oviedo.



Una cifra muy alta que habla del desbarajuste del equipo en la defensa, que sin el apoyo de un escudero (antaño Xabi Alonso, hoy un Toni Kroos que aún lucha por adaptarse a un rol diferente al del Bayern) concede demasiados espacios a los rivales cerca de su propio área. Los problemas sufridos para defender el balón parado y los centros laterales también han influenciado mucho en estos primeros seis goles.

La imagen del gol de Arda Turan en el Bernabéu es clarificadora: dos jugadores del Atlético, Arda Turan y Raúl García, reciben en el interior del área sin marcaje de ninguno de los centrales, con Modric a varios metros y con Toni Kroos en el lateral izquierdo intentando taponar a Antoine Griezmann, propiciando el hueco por el que llegó el 1-2 rojiblanco.

Faltan retoques y mecanismos por asimilar, pero queda lejana la seguridad defensiva de la que gozó el equipo en algunos tramos de la pasada campaña, en la que acabó con un promedio de un gol encajado por partido, la mitad de la que tiene ahora mismo en este tramo inicial. Ancelotti y su defensa tienen mucho trabajo.


EFE
16/08/2014