El Real Madrid paga el peaje de su nuevo estilo

publicado a la‎(s)‎ 5 nov. 2014 9:39 por Carlos Perez
modric-leiva-luchan-efe.jpg

Modric pugna por un balón con Lucas Leiva. Imagen: EFE.



El Real Madrid ganó ayer al Liverpool con la versión descafeinada y menos vistosa de las últimas fechas. Igual de solvente, ofreció una imagen correcta pero sin la chispa de los últimos partidos. Y es que el equipo de Ancelotti, por primera vez tras el giro de estilo que se terminó de perfilar con la irrupción de Isco, pagó el peaje de la nueva forma de hacer las cosas.



Todo se reduce al aspecto físico del nuevo esquema. En este 4-4-2 plagado de jugones, los centrocampistas están obligados a dar el doble de lo acostumbrado, ya que el esfuerzo va en ambas direcciones: tanto en ataque como en defensa. Los futbolistas han respondido a las mil maravillas, y eso se ha reflejado en el campo. Pero el sobreesfuerzo de las últimas semanas, maquillado por los excelentes resultados y el gran juego desplegado, empieza a aparecer.



Ante el Liverpool, surgieron los primeros síntomas de un bajón en el nivel físico en la segunda parte, momento en que los ingleses tuvieron mayor protagonismo sobre el césped. En esto también influyó la entrada de Bale, que restó un efectivo a la medular, pero es evidente que el trabajo comienza a notarse. Una consecuencia que entra dentro de la lógica.

Desde el encuentro en el Ciudad de Valencia (primero en el que se apreció con toda su intensidad el volantazo hacia un juego de toque), los cuatro jugadores del centro del campo han disputado una cantidad importante de minutos. En estos seis partidos, todos superan la barrera de los 400 minutos (de un total de 540), con Isco a la cabeza con 513. James le sigue con 482, y Modric y Kroos cierran la lista con 424 y 419, respectivamente, aunque con un partido menos, ya que los dos pudieron descansar ante el Cornellá.

Aún así, la acumulación de minutos empieza a ser importante. Kroos, James y Modric están en el topo 5 de minutos jugados (son segundo, tercero y quinto, respectivamente) e Isco es el jugador que más ha estado sobre el terreno de juego en los últimos seis encuentros.

Para esto, Carlo Ancelotti tiene soluciones de sobra. Con las probables recuperaciones de Khedira e Illarramendi, es probable que haya refrescos en las próximas jornadas. Además, la vuelta de Bale restará minutos a James e Isco. Habrá, en teoría, una mayor dosificación en el momento oportuno debido a las circunstancias. Un descanso que llega a tiempo para varios de los artífices de una nueva forma de jugar que encandila al Santiago Bernabéu.


EFE
05/11/2014
Comments