El Real Madrid no da opción al Dortmund y viaja con una buena ventaja a Alemania

publicado a la‎(s)‎ 2 abr. 2014 20:50 por Carlos Perez   [ actualizado el 2 abr. 2014 20:51 ]
isco-borussia-reuters.jpg

FOTO: EFE



El Real Madrid ha dejado casi sentenciada la eliminatoria ante el Borussia Dortmund tras ganar en el Estadio Santiago Bernabéu por 3-0 con goles de Bale, Isco y Cristiano Ronaldo.

El Real Madrid encarriló el partido desde el comienzo de partido cuando Bale aprovechó un fallo de la defensa amarilla, que ya dio síntomas en esos momentos de parecerse en poco al equipo que echó de Europa al Real Madrid la pasada temporada.

Si en defensa no parecían duros, en ataque tampoco había torres germanas, o polacas. Lewandowski, sancionado, permitió al Real Madrid un partido relajado. El delantero volverá en Alemania pero quizá ya sea demasiado tarde.



El Real manejó el partido a su antojo y si algo, quizá, hay que reclamarle, es que la superioridad fuera más continuada a los largo de los noventa minutos y los tres goles el doble. La diferencia entre ambos equipos, aunque parezca contradictorio, llevó al Borussia a tener sus opciones.

Con el gol de Isco, de nuevo aclamado por el Bernabéu, el Real Madrid dio un paso atrás, quién sabe si para descansar o por no abusar, y el equipo amarillo se fue arriba. Nunca tuvo opciones claras pero merodeó el área con cierto nerviosismo, más por la actitud blanca que por sus propias posibilidades.

En el descanso el Real Madrid debió cargar las pilas y salió de nuevo enchufado buscando la sentencia. Presión arriba, intensidad y ganas de hacer un tercer gol que hiciera que el viaje Alemania sea casi de placer. Quién si no iba a lograr el gol, Cristiano lo hizo.

Luka Modric presionó la salida de balón y se la puso a Cristiano que con un uno-dos cambiándose de pierna el balón ante Weidenfeller marcó el gol. Un día más Cristiano estaba allí y el Bernabéu, esta vez sí, rendido al portugués.

A partir de ahí el Real Madrid contemporizó el partido y de nuevo dio un paso atrás. Pepe se hizo presente en defensa y evitó todas y cada una de las acciones que podían generar peligro del Borussia. El Bernabéu le reconoció al portugués su partido inmenso.

El Real Madrid, pese a la derrota, torció el gesto en los últimos minutos. Sin razón aparente Cristiano se fue al suelo con dolores en su rodilla y tuvo que retirarse, lo que ya es novedad. Con dolores en la rodilla se fue a vestuarios mientras el equipo cumplía el trámite de los últimos minutos. Fue la única preocupación en una noche plácida.

El Real Madrid viajará a Alemania para cerrar la eliminatoria la próxima semana con una buena ventaja y todas las opciones de estar en semifinales. Solo dos jugadores pueden emborronar el viaje: la lesión de Cristiano y la vuelta de Lewandowski.


POR: EFE
03/04/2014