El PSG y un gol de Pastore en el descuento pone muy difícil la remontada al Chelsea

publicado a la‎(s)‎ 2 abr. 2014 21:52 por Carlos Perez   [ actualizado el 2 abr. 2014 21:55 ]
pastore-chelsea-reuters.jpg

FOTO: EFE



El Paris Saint-Germain tomó seria ventaja (3-1) ante el Chelsea en los cuartos de final de la Liga de Campeones, gracias a una trabajada victoria en el Parque de los Príncipes este miércoles en la que terminaron imponiendo su juego ante una 'desconocida' defensa visitante, con lo que encarrilan un pase a semifinales que puede venir con la mala noticia de las lesiones de Ibrahimovic y Verratti.

Blanc le ganó la partida a Mourinho. Ni un equipo ni otro --mejor el PSG en la segunda mitad-- fue fiel a su estilo en especial un Chelsea que cometió más errores defensivos de los habituales. Los parisinos se adelantaron bien pronto, en el minuto 3, gracias a un tanto de Lavezzi, el mejor y más ofensivo de los suyos, que cazó un rechazo en el área. Los ingleses reaccionaron y aprovecharon los tres o cuatro pasos hacia atrás de los franceses.



Y es que el gol sentó mal a los de Blanc, perdieron de vista la portería rival y permitieron meterse en el partido a un Chelsea que empató por medio de Hazard a la media hora con un penalti torpe de Thiago Silva. El arsenal ofensivo del PSG apenas apareció, salvo el argentino ex del Nápoles, pero el férreo muro que suele ser el equipo 'blue' no fue tal y se vio superado por un Paris Saint-Germain discreto pero metido en el partido como buen local.

Con las tablas en el marcador, Ibrahimovic y los suyos dieron un paso al frente tras el paso por vestuarios. Los locales pasaron a guardar más el balón e impedir las acciones de un rival al acecho. Aún así, las llegadas no eran muchas y fue a balón parado donde llegó el tanto del PSG. Si en el primer gol local, Terry dejó el gol en bandeja con un mal despeje, en el segundo David Luiz lo introdujo directamente en la portería (2-1).

Con poco, los de Blanc dominaban un encuentro sin grandes alardes pero que buscaron dominar en la segunda mitad y así terminó siendo. Los de 'Mou' no encontraron reacción, ni con la entrada de Torres ni la de Lampard. Por su parte, los locales lamentaron las lesiones de Ibra y Verratti. El sueco fue sustituido por un Moura que se adueñó del centro del campo y despertó a un Cavani ausente. Con el Chelsea pensando ya en la vuelta, la inercia local terminó con otro tanto, de Pastore ya en el último instante, que puede ser casi definitivo.


POR: EFE
03/04/2014