El paso atrás de Benzema y Chicharito

publicado a la‎(s)‎ 25 sept. 2014 14:22 por Carlos Perez   [ actualizado el 25 sept. 2014 14:37 ]
montaje-benzema-chicharito.jpg - 640x450

Paso atrás de Chicharito y Benzema en el Real Madrid.


Ante el Elche, Carlo Ancelotti sorprendió a propios y a extraños dejando en el banquillo a Karim Benzema y a Chicharito Hernández. Ya en la víspera, el italiano había anunciado que el '9' no sería de la partida, dejando la puerta abierta al jugador en propiedad del Manchester United. Finalmente, ni uno, ni otro.



Solo Chicharito salió en los últimos doce minutos. Benzema estuvo todo el partido en el banco. Los dos pudieron comprobar de primar mano cómo el equipo blanco goleaba sin sus delanteros en nómina. Primero fue Bale, y después Cristiano, con un festival de voracidad y goles que arrollaron a un Elche que poco pudo hacer.

En la práctica, el Real Madrid goleó sin necesidad de hacer uso de sus dos arietes. Fue, efectivamente, una exhibición. Pero, a la vez, un paso atrás de los dos ausentes. Demostró que, en el nuevo sistema de Ancelotti (ese 4-4-2 con el que, parece, ha conseguido equilibrar al equipo), no son imprescindibles.

Durante el partido, Bale y Cristiano jugaron como delanteros, con movimientos alternos de uno y otro a la segunda punta. Los dos se movieron por la zona de la delantera. No necesitaron echarse a los laterales, que fueron ocupados por James e Isco, y Carvajal y Marcelo en sus subidas.

En definitiva, Bale y Cristiano fueron los delanteros palpables y cubrieron los roles destinados a futbolistas como Benzema o Chicharito. El problema para ellos es claro: el equipo puede convivir en el césped sin ellos. De hecho, la cascada de goles siguió con los dos en el banquillo.



Esto se produce después de las semanas de polémica sobre la capacidad goleadora de Benzema, el teórico delantero titular. Es al galo al que más puede afectar esta realidad; Chicharito viene al Bernabéu (a priori) con el cartel de suplente. Si Ancelotti persiste en el 4-4-2, Benzema lo tiene muy difícil. Bale y Cristiano son fijos, y la única opción es volcar a alguno de ellos a la banda.

En lo que respecta a Chicharito, esto podría restarle minutos. Pasaría de ser el segundo delantero, a ser la tercera opción. O lo que es lo mismo, menos minutos.

Las rotaciones también entrarán en juego. Hay tres competiciones y este año Ancelotti parece más dispuesto a ellas con tal de tener en forma a toda la plantilla. Sin embargo, el nuevo giro dado al esquema del Real Madrid les aleja de una hipotética titularidad.

EFE
26/09/2014