El origen del 2-6 del Barcelona de Guardiola al Madrid de Mourinho

publicado a la‎(s)‎ 17 oct. 2014 14:15 por Carlos Perez
pique-2-6-efe.jpg

Piqué celebra uno de los goles del 2-6. Imagen: EFE.



El 2-6 del Barcelona al Real Madrid en el Santiago Bernabéu un 2 de mayo de 2009 fue recordado como una de las mayores gestas del equipo de Pep Guardiola. Una exhibición de fútbol en el campo del eterno rival que dio la vuelta al mundo. Un hito en la historia del fútbol que tiene tras de sí una curiosa historia.



La explica el periodista Martí Perarnau en su libro 'Herr Pep'. Todo ocurrió la noche antes del crucial partido. Leo Messi se encontraba en la habitación del hotel en Madrid, a punto de irse a dormir, cuando recibió una llamada de Pep Guardiola. El de Santpedor acostumbra a quedarse hasta tarde en el estadio en que se juega el partido del día siguiente. En esa ocasión, el mensaje fue el siguiente: "Leo, tengo algo muy importante que decirte, ¿puedes venir aquí?".

Lo que ocurrió en el Bernabéu la noche del Primero de Mayo fue el preludio del 2-6. Guardiola le confesó a su jugador que había encontrado una fuga de agua en la defensa madridista: un hueco entre Metzelder y Cannavaro y el centro del campo blanco.

La propuesta era la siguiente: intercambiar la posición con Eto'o y colocarle a él en el centro. La zona del carril del '10' estaba vacía, y Messi era el indicado para ocuparlo. Un espacio de una decena de metros en el que Messi debería marcar las diferencias.



La idea de Guardiola fue premonitoria. A pesar de que el Real Madrid comenzó ganando y metiendo miedo a los culés, tras el arreón del primer cuarto de hora, el Barcelona se recompuso y apoyado en esta variación táctica (Messi hizo doblete), conquistó el coliseo blanco. Una victoria de leyenda con una curiosa historia detrás.


EFE
17/10/2014
Comments