El niño prodigio de Estados Unidos que amenaza a Rafa Nadal

publicado a la‎(s)‎ 17 mar. 2015 11:51 por Eliana Caterine Alvarado   [ actualizado el 17 mar. 2015 11:51 ]


FOTO:EFE
Donald Young golpea de revés durante su partido de primera ronda

Donald Young, campeón junior en casi todos los Grand Slams, comienza a dar muestras de su calidad tras una tardía madurez.

La segunda prueba de fuego de Rafa Nadal en Indian Wells se esconde detrás de la cara de niño de Donald Young. Uno de esos aspirantes a estrella a los que se le atraganta el paso a profesionales, pero cuya calidad innata es un peligro para cualquier tenista que se ponga enfrente.

Con solo 16 años, no había una raqueta mejor que la suya en todo el mundo. Donald Young se paseaba por los mejores torneos del circuito, levantando títulos del Grand Slam con paso firme, para convertirse en el tenista más precoz en alcanzar el número uno en edad júnior (rompiendo el récord de Richard Gasquet, para dejarlo en 16 años y 5 meses) y el más joven en terminar entre los 100 primeros del ránking ATP (2007).

Aquella carrera fulgurante sufrió un parón con su paso a profesionales. Un muro que se le atraganta a muchas jóvenes promesas y que en el caso de Young puso incluso en peligro su futuro en el circuito. «Jugó muchos partidos profesionales demasiado pronto y no estaba preparado para ello», reconocía hace años Patrick McEnroe, capitán estadounidense en esa época de la Copa Davis, torneo en el que Young ha debutado ya después de años como reserva.

El principal problema de Young estaba en su físico, portentoso hasta la adolescencia, pero que no se desarrolló tanto como el de sus rivales. Le costó asumir ese cambio y durante muchos años se arrastró por el circuito, buscando cobijo en los challenger para acumular puntos que le permitieran medirse a las mejores raquetas del mundo.

Con Nadal, su rival de esta noche (no antes de las 22.30 hora española) en Indian Wells, se midió por primera y única vez en esa misma pista en la que ambos se verán las caras hoy. Fue en 2008, con Young comenzando su sueño de juventud, en un partido sin apenas historia que el balear resolvió por la vía rápida (6-3 y 6-1).

Siete años después, el Young que se enfrentará a Nadal es un tenista completamente diferente. Su ascenso en los últimos dos años ha sido meteórico. Sin victorias de relumbrón, el americano se ha instalado entre los mejores. Ocupa el puesto 47 en el ránking ATP y busca ese triunfo que le catapulte de una vez por todas y le devuelva las sensaciones de confianza que tenía cuando era un niño.

Zurdo de «mentira» (escribe con la derecha, pero juega al tenis con la mano izquierda, como Nadal), fue el verdugo de Feliciano López en Roland Garros el año pasado y en Indian Wells se ha deshecho con facilidad de otra promesa como Pablo Carreño y del francés Chardy. Un aviso para que Nadal no salga relajado a la pista.


EMILIO V. ESCUDERO ABC-ESPAÑA
Día 17/03/2015 - 16.00h