El miedo a la lycra, ¿el auténtico motivo para no ir al gimnasio?

publicado a la‎(s)‎ 21 jul. 2015 13:43 por Eliana Caterine Alvarado   [ actualizado el 21 jul. 2015 13:43 ]

Alessandra Ambrosio en el gimnasio. (Foto: Gtresonline). 

Las tendencias y la pasión por la moda han inundado también las salas de los gimnasios, donde el qué me pongo adquiere gran importancia para muchas de las personas que deciden hacer ejercicio. Pero, ¿hasta qué punto debemos preocuparnos por nuestra apariencia cuando nos disponemos a hacer deporte?

En este sentido, un estudio de 1.200 personas dirigido por Curves Australia reveló que ni la falta de tiempo ni el cansancio eran las principales causas de la fobia al gimnasio: la lycra era la culpable de que más de la mitad de los encuestados encontrasen siempre alguna excusa para perder de vista los centros deportivos. Y es que este tejido sintético se adhiere al cuerpo como una segunda piel, resaltando tantas virtudes como defectos haya. Aunque el problema no es la prenda en sí, sino la imagen que se ha creado en torno a cómo deben quedar unas mallas o un top ajustado. A veces, se nos olvida que la mujer no tiene una figura rectilínea, que tiene curvas, y que no es algo de lo que avergonzarse.

Las redes sociales y el fenómeno 'thinspiration', traducido como la unión de 'delgado' e 'inspiración', han fomentado también este tipo de fobias en hombres y mujeres de medidas normales, que no se encuentran reflejados en las imágenes de gente fitness que ven en las pantallas. Sin embargo, olvidan que, normalmente, quienes suben estas fotos son personas que, o bien se dedican a ello profesionalmente, o bien llevan años de esfuerzo y dedicación a sus espaldas para conseguirlo. Pero en la vida cotidiana no suele haber tiempo para dedicar tantas horas a entrenar, labor que debe compatibilizarse con los tediosos horarios de oficina.

El ejercicio ayuda a tener una piel más joven y bonita, pero no mientras lo haces. El sudor, según han revelado investigaciones alemanas, actúa como un antibiótico natural sobre la piel, que a su vez elimina células muertas y la suciedad de los poros. Por eso normal que cuando se practica alguna actividad física no sea el mejor momento para hacerse un selfie. Pero lo que sí es normal es que la lycra marque formas, porque lo raro, en este caso, sería no tenerlas.

Respecto a las causas de esta inseguridad, la coach personal Amparo Millán, explica que, es la falta de autoestima la que se manifiesta a través de una vergüenza desproporcionada al sentirnos 'más desnudos' de lo normal, sin maquillaje o con menos artificios. Por eso, insiste en aprender a comprenderse mejor a uno mismo, así como en no caer en el error de pensar que "todo el mundo va a estar pendiente de nosotros y nos va a juzgar".

Lo primero, advierte, es comenzar utilizando ropa sencilla, cómoda y con la que uno se sienta seguro. Al gimnasio no tiene por que irse con ropa ajustada. Además, para estar sano por fuera, lo primero es estarlo también por dentro, y una mentalidad saludable es esencial a la hora de empezar un nuevo estilo de vida.

GALIANA LEGORBURU
19/07/2015 08:52 horas