El mal momento de Iker Casillas llena de dudas al Real Madrid

publicado a la‎(s)‎ 4 ago. 2014 15:09 por Eliana Caterine Alvarado   [ actualizado el 4 ago. 2014 15:18 ]
Casillas-gesto-final-Champions-2014-reuters.jpg - 640x450

Casillas centra de nuevo todas las miradas. Imagen: Reuters.



La portería del Real Madrid parece un problema con solución a corto plazo. El fichaje de Keylor Navas y la decisión del equipo blanco de vender a Diego López así lo aseguran. Solo falta concretarse la salida del gallego. Por lo tanto, Iker Casillas se quedará un año más en el club de toda su vida. Un club al que, tras ejecutar una difícil elección, ahora le entran las dudas.



Porque, una vez que se tomó las riendas en el asunto y se decantó por el mostoleño en la portería, la cúpula del Real Madrid está viendo cómo Iker Casillas sigue sin ser el mismo. Ya no es el Iker de siempre. Ha perdido todo atisbo de seguridad y de aplomo. Es un meta cargado de dudas, algo que se refleja en el campo.

Contra el Manchester United, el capitán blanco pudo hacer algo más en los tres tantos que encajó. Cierto que todo el equipo (salvo Bale) no estuvo a la altura, pero los tres fallos de Casillas, por su posición, fueron más visibles que los del resto. Y más determinantes. Un gol por su palo, y dos que llegaron por una indecisión.

Estos síntomas no vienen de ahora. Ya en la final de Champions cometió un error que significó el tanto de Diego Godín, y también se cuestionó su papel en los partidos de España en el Mundial, contra Holanda y Chile.

La directiva blanca confió en el portero y en que el verano sería un punto y aparte. Pero el primer partido de pretemporada ha sembrado muchas dudas, tal y como informa El Confidencial. Hasta no se descarta una hipotética venta.

Desde luego, la llegada de Keylor Navas no aclara la titularidad de Iker Casillas. De hecho, el costarricense podría ser titular. Ancelotti solo se ha referido a un Casillas titular en lo que respecta a la Supercopa de Europa. "Luego, ya veremos", dijo el técnico italiano.



El ya ex del Levante llega con un cartel impresionante y en estado de gracia. Una corriente absolutamente ascendente que choca de lleno con la dinámica negativa de Casillas. Aún no hay nada definitivo.


EFE
05/08/2014