El Italiano Gregorio Paltrinieri, nuevo rey del 1.500

publicado a la‎(s)‎ 9 ago. 2015 15:45 por Eliana Caterine Alvarado   [ actualizado el 9 ago. 2015 15:51 ]

Gregorio Paltrinieri celebra la victoria del 1500 / CHRISTOPHE SIMON (AFP)

El italiano gana la prueba con el nuevo récord europeo y Sun Yang, su máximo rival y plusmarquista mundial, no se presenta a la salida.

El rey del 1.500 era Sun Yang. El chino de 23 años fue campeón del mundo en Barcelona 2013 y Shanghai 2011, oro olímpico en Londres 2012 y plusmarquista mundial. Buscaba en Kazán su tercer mundial consecutivo después de una sanción por dopaje (dio positivo a una sustancia estimulante en mayo de 2014 y la Federación china lo comunicó en noviembre, cuando ya había descontado el castigo). Ayer se clasificó para la final con la tercera marca. 

Hoy iba a protagonizar uno de los duelos más esperados y atractivos de este Mundial: la batalla con Gregorio Paltrinieri. El nadador italiano, campeón europeo del 1500, plata en Barcelona, se clasificó para la final con el mejor tiempo: 14m 51,04s. Sun nadó en 14m, 55,11s. 

"Algo me teme porque en los últimos días no ha parado de hacerme preguntas...", decía Paltrinieri ayer, después de las series. El miércoles terminó segundo, detrás de Sun Yang, la carrera del 800. A Sun se le esperaba hoy. No apareció. Ni en el call room ni, por supuesto, en el poyete. Según la FINA su ausencia de Sun se debe a un dolor en el pecho (cuando dio positivo fue por Vasorel, fármaco que toman las personas con problemas de circulación). La Federación china convocó una rueda de prensa en la que compareció el nadador junto al director técnico. Fue este último el que respondió a todas las preguntas. A Sun Yang no le dejaron hablar.

"Sun ha tenido un problema en el calentamiento, se ha sentido incómodo por un dolor en el pecho y le hemos comunicado a la FINA que no íbamos a participar en la final", explicó el director técnico de la Federación. Le preguntaron varias veces si había habido un altercado con nadadores brasileños -otro de los rumores que circuló a lo largo de la tarde-. "No voy a hacer comentarios", contestó.

"Estaba muerto, completamente muerto, al no ver a Sun Yang me entró miedo, su ausencia me ha desestabilizado, quería ganar, debía hacerlo", aseguró Paltrinieri después de la carrera. La ganó con personalidad y con el nuevo récord europeo. 

En Berlín el año pasado hizo 14m 39,93s; esta tarde paró el cronómetro en 14m 39, 67s. Paltrinieri no es bello de ver (él mismo lo admite). Lento en los virajes y no demasiado bueno en las salidas, tiene, sin embargo, aguante. Mucho aguante. Nunca se desfonda. Consigue mantener siempre el mismo ritmo, como un relojito. Hoy se llevó el premio más grande, la medalla de oro, por delante del estadounidense Connor Jaeger (14m 41,20s) y del canadiense Ryan Cochrane 14m 51,08s.

ELEONORA GIOVIO Madrid 
9 AGO 2015 - 19:41 CEST