El fracaso del Real Madrid ante el Atlético señala a Sergio Ramos y Pepe

publicado a la‎(s)‎ 16 ene. 2015 12:26 por Carlos Perez


tags
pepe-ramos-gol-derbi-efe.jpg
Pepe y Ramos, tras el gol del segundo. Imagen: EFE.



No hubo remontada del Real Madrid al Atlético en los octavos de Copa. El empate final (2-2) hizo estéril en esfuerzo blanco, sobretodo en la primera parte. Fernando Torres acabó con la esperanzas de los de Ancelotti, que se vieron lastrados por dos errores poco habituales que dejaron señalados a sus dos centrales.



Y es que los dos tantos del delantero de Fuenlabrada vinieron precedidos de dos fallos claros de Pepe y Sergio Ramos. En el que abrió el marcador, el jugador portugués entró con demasiada candidez al choque con Griezmann, que aprovechó la falta de intensidad del zaguero para llevarse el balón y terminar sirviendo en bandeja a Torres para el 0-1.

Al inicio de la segunda parte, fue Ramos quien protagonizó un error definitivo. El de Camas lanzó un pase horizontal, midiendo mal, directo hacia Griezmann. El francés aprovechó de nuevo el regalo, y se la cedió a Torres cuando llegó a la frontal. Ya dentro del área, el '19' sentenció. En definitiva, dos errores impropios que dejan señalados a los dos defensas.

Carlo Ancelotti reconoció que estaba alertado por los fallos ocurridos: "Me preocupa los errores que hemos cometido atrás en la salida del balón, algo que no solemos hacer. Los hemos pagado muy caros".

Lo cierto es que, jugando casi en el ecuador del campo, más preocupados por atacar que por defender, los dos centrales se vieron sorprendidos por las contras rojiblancas. Defender con la línea tan adelantada implica un plus de concentración que ni Pepe ni Ramos exhibieron.

Lo que le pasó a los defensas del Real Madrid tuvo una propagación a varios jugadores del equipo en la medular. Isco se salvó de la quema, pero Kroos y en ocasiones James desperdiciaron balones que no acostumbran a perder, y que supusieron varios ataques de un Atlético que ya estaba más preocupado de retener el balón y dejar que pasase el tiempo.


EFE
16/01/2016

Comments