El fichaje de Luis Suárez siembra dudas en Cristiano Ronaldo

publicado a la‎(s)‎ 10 jun. 2014 19:38 por Carlos Perez   [ actualizado el 10 jun. 2014 19:41 ]
Luis-Suarez-2014-cabezazo-Liverpool-reuters.jpg


Luis Suárez crea dudas a Cristiano. Foto: Reuters.



Luis Suárez es ya el hombre del verano en el Real Madrid. El interés blanco por el jugador, a pesar de las declaraciones que llaman a la prudencia (como ayer Ancelotti en rueda de prensa), es un secreto a voces y la directiva blanca ya planea una estrategia para llevarlo a cabo con éxito.



Un fichaje de este calibre involucra a todo el equipo. Por supuesto, los jugadores tienen algo qué decir en esta contratación. Y, por encima de ellos, Cristiano Ronaldo. Y el líder del Real Madrid podría no ver del todo buena la adquisición del jugador uruguayo del Liverpool.

Según El Confidencial, el portugués se siente a gusto con Karim Benzema. El francés es uno de sus mejores socios en el campo. Es un jugador asociativo que se mueve bien entre líneas y que le crea muchas situaciones de superioridad. La llegada de Luis Suárez implicaría la salida del galo, algo que podría afectar al juego de Cristiano. Con Suárez, tres auténticos gallos ocuparían la delantera blanca, sumando a Bale al grupo. Tres jugadores que destacan por su hambre y que no entienden de jerarquías cuando la portería está a pocos metros.

Pero hay más. Karim Benzema es una persona discreta en lo que se refiere al temperamento. Tiene un perfil bajo en el vestuario, es una persona que no rompe el orden establecido. Otro de los temores es que la llegada de Luis Suárez, un jugador de garra y carácter, pueda alterar el equilibrio de poderes en el vestuario.

Así, Cristiano podría partir una lanza a favor de su compañero Benzema. No sería la primera vez que lo hace. Ocurrió lo mismo hace un año, cuando Ángel Di María estuvo cerca de abandonar el club. El propio argentino aseguró que Cristiano habló bien de él para que permaneciese en el club. Con Ancelotti, Cristiano también hizo lo mismo el mes pasado.

Las reticencias de Cristiano tienen un precedente cercano. En el primer año de Bale en el Real Madrid, los dos han tenido algún roce en el campo. Nada más allá de lo deportivo, pero el galés es el primer jugador que podría poner en relativo peligro su jerarquía en lo que a responsabilidad en el campo se refiere. Con Luis Suárez podría ocurrir lo mismo. Por todo esto, Cristiano no las tendría todas consigo.

EFE
11/06/2014