El fichaje de James Rodríguez crea un dilema a Carlo Ancelotti

publicado a la‎(s)‎ 21 jul. 2014 14:40 por Carlos Perez   [ actualizado el 21 jul. 2014 15:03 ]
ancelotti-munich-efe.jpg - 640x450

Carlo Ancelotti medita cómo colocar a James. Imagen: EFE.



James Rodríguez está muy cerca de convertirse en el nuevo jugador del Real Madrid. Con su llegada, el equipo blanco se hace con el jugador de moda del Mundial de Brasil: un mediapunta de gran clase que añade más calidad a la medular. Su irrupción en Madrid, de paso, también va a generar un dilema a Carlo Ancelotti.



Y se trata de un dilema difícil de resolver. El jugador colombiano, en un principio, sustituiría a un Di María que podría estar apurando sus últimas semanas en el club blanco. El argentino juega en el centro del campo, junto a Luka Modric y Xabi Alonso. Y aquí viene el problema.

Porque James no es un centrocampista al uso. No ocupa el sitio que actualmente desempeña Di María. Es un futbolista de tres cuartos de campo que habita en la mediapunta. Es un jugador de poco esfuerzo defensivo, que se centra más en el ataque, en proporcionar pases de gol o en generar segundas jugadas desde detrás del delantero. Ancelotti tiene un repuesto a uno de sus jugadores preferidos, sí, pero uno que no juega donde lo hace Di María.
Tres posibilidades

Ante esto, a Carlo Ancelotti le quedan tres opciones. La primera de ellas sería la que aprovecharía de mejor manera las virtudes del jugador: cambiar de nuevo el sistema y pasar al 4-2-3-1. Junto a Bale y Cristiano (Benzema sería el 9), James encontraría su hueco a la perfección en la mediapunta. Sin embargo (y eso es algo muy temido por Ancelotti), el equipo perdería algo de control, con tan solo dos efectivos en la media (en teoría, Kroos y Xabi Alonso).

Por esta razón, hay otra opción que viene a paliar este defecto y que tiene como principal hándicap el tiempo de adaptación que supondría para James: reubicarle en el centro del campo, al más puro estilo Di María. Convertir a un jugador que destaca por su talento arriba en otro soldado más, aunque con algo de libertad para ocupar posiciones más adelantadas. Una incógnita que, por el otro lado, no rompería el esquema con el que el equipo se coronó campeón de Champions y de Copa.

La otra alternativa, que en este momento parece descabellada, sería relegarle al banquillo y dejar el medio del campo con Xabi, Kroos y Modric /Di María. Algo que a toda vista parece inviable. Un desembolso de casi 80 millones de euros (se rumorea que el traspaso podría alcanzar estas cifras) no se ejecuta para dejar a un jugador en el banco. Al igual que Kroos, James ha venido para alzarse con la titularidad.

Tres formas de dar con la tecla, tres maneras de dar solución a un dilema que probará de nuevo la cintura de Carlo Ancelotti en el plano táctico. El italiano tiene la clave para darle una vuelta de tuerca más al Real Madrid que aspira a ganar los seis títulos.


EFE
21/07/2014