El 'fiasco' de Sergio Ramos: intenta forzar una amarilla y el árbitro no 'pica'

publicado a la‎(s)‎ 16 feb. 2014 17:27 por Carlos Perez   [ actualizado el 16 feb. 2014 17:38 ]
Sergio Ramos

FOTO: EFE




El defensa andaluz del Real Madrid, Sergio Ramos, intentó este domingo forzar una tarjeta amarilla en el encuentro ante el Getafe, con el fin de asegurarse su presencia en el derbi ante el Atlético de dentro de dos semanas, pero no logró cumplir con su propósito.



Ramos estaba apercibido de sanción, igual que su compañero Luka Modric. Por ello, cuando el triunfo estuvo garantizado al abrir brecha sobre el equipo azulón en el marcador, ambos comenzaron a buscar sus respectivas tarjetas. Si las veían, se perderían el duelo de la próxima semana ante el Elche y se garantizarían estar en el Calderón.

El croata sí cumplió su objetivo con una mano innecesaria en el centro del campo. Sin embargo, Ramos cometió varias infracciones, pero el colegiado andaluz Pérez Montero no le prestó atención a sus patadas y no le mostró la tarjeta.

El '4' madridista llegó a aumentar la intensidad de sus golpes, pero a pesar de ello la amonestación nunca llegó, concluyendo el partido sin la sanción y por lo tanto llegando al duelo contra el Elche apercibido. Si ve la tarjeta en él, se tendrá que perder el derbi. Un riesgo extra para el Real Madrid de cara a un partido decisivo para la temporada liguera


POR: EFE
16/02/2014