El exhibicionismo de Neymar en redes sociales provoca el primer enfado de Luis Enrique

publicado a la‎(s)‎ 5 ago. 2014 15:16 por Carlos Perez
neymar-parishilton.jpg - 640x450

Neymar y Paris Hilton, en Ibiza. Imagen: EP.



Tras un Mundial de Brasil que terminó para él con un sabor agridulce, Neymar ha vuelto a los entrenamientos del Barcelona, aparentemente ya recuperado de su fractura en la vértebra. Se ha unido a Leo Messi, a Dani Alves y a Javier Mascherano, y lo hace con un runrún que rodea a lo ocurrido en sus vacaciones.



Según informa As, a Luis Enrique no le han sentado nada bien sus continuas muestras de sus momentos de ocio a través de las diferentes cuentas de redes sociales que maneja. Al asturiano le ha escamado tanta exhibición del jugador brasileño, tanta sobreexposición cuando debía aprovechar sus vacaciones para descansar de su lesión.

Tanto es así que desde el propio club se ha dado un toque de atención a su entorno para que esto no se vuelva a producir. Con esto se pretende aliviar el que ya es el primer enfado de la era Luis Enrique en el Barcelona. Algunas fotos sobran para 'Lucho', atendiendo a los parámetros establecidos por el propio técnico.

Y así se lo ha hecho saber el Barcelona a las personas encargadas de gestionar las redes sociales del jugador o de aconsejarle en dicha materia. Hay que recordar que uno de los diez puntos del decálogo disciplinario de Luis Enrique incidía sobre esto: "Se tiene que ser responsable de los contenidos en las redes sociales", reza el epígrafe número 8. Algo que el Barcelona, y sobretodo Luis Enrique, creen que no se ha respetado.


Dos hechos concretos

Han sido dos los acontecimientos que han escocido especialmente en Can Barça. Primero, la foto que Neymar se hizo en la cubierta de un yate en Ibiza, en la que aparecía aún con una faja compresora que no le ha abandonado en todas sus vacaciones.

La segunda, una instantánea en la que aparecía junto a la modelo Paris Hilton, una imagen que se hizo viral en Internet a través de las redes sociales y que, al igual que la primera gustó más bien poco a Luis Enrique. El jugador ya ha avisado y sabe que lo protagonizado no es deseado por su nuevo entrenador.


EFE
06/08/2014
Comments