El enfado de Arbeloa con un Ancelotti que confirma su rol de suplente en el Real Madrid

publicado a la‎(s)‎ 24 nov. 2014 13:26 por Carlos Perez
arbeloa-ancelotti.jpg
Arbeloa, junto a Ancelotti en un partido. Imagen: Archivo.



Álvaro Arbeloa dejó una de las imágenes del fin de semana en la Liga BBVA, por su enfado en Ipurúa con las decisiones de Carlo Ancelotti y su segundo, Paul Clement, a la hora de hacer los cambios con el partido ya resuelto. El salmantino fue el último en salir al terreno de juego tras calentar dos veces, y no se lo tomó nada bien.



Junto con varios de sus compañeros, Arbeloa salió en la segunda parte a calentar a la banda en el estadio armero, observando cómo Varane era el primer elegido para entrar como sustituto de Ramos. Tras llevar ejercitándose varios minutos, Clement, por mediación de Ancelotti, le pidió que volviese al banquillo para que Nacho calentase en su lugar. La respuesta del '17' fue un cabreo considerable, tal y como captaron las cámaras de Cuatro.

Con algún que otro aspaviento, el lateral regresó a su sitio en el banquillo y se negó a escuchar las explicaciones que le brindó Clement. De hecho, rechazó el saludo del segundo de Ancelotti cuando éste le ofreció la mano con el fin de apaciguar los ánimos. Arbeloa se llegó a quitar las botas, en señal de disconformidad por la situación.

Tras la salida de Coentrao al césped, Arbeloa volvió a calentar y finalmente pisó el terreno de juego en el 84, dando refresco a Cristiano Ronaldo. Algo menos de diez minutos de juego después de un mosqueo destacable por parte del jugador.

Lo cierto es que el rol de Arbeloa en los últimos años ha sido muy diferente al de otros cursos, y lo que pasó en Ipurúa fue un mero reflejo de ello. Con la llegada de Dani Carvajal el año pasado, ha dejado de tener el monopolio de la banda derecha y se está viendo de forma progresiva relegado al banquillo.

Los datos de la temporada pasada lo avalan: Carvajal jugó 1.017 minutos más que su competidor en el puesto. Ancelotti ya le eligió desde el curso pasado como lateral derecho titular. Arbeloa ya tiene sucesor, ya participa como el suplente del ex del Leverkusen.

En este primer tramo de la temporada, Carvajal mantiene su estatus, con 292 minutos más a pesar de las lesiones que le han privado de jugar algunos encuentros. La preferencia de Ancelotti por Arbeloa se ha manifestado con toda su intensidad en los partidos más claves de lo que va de curso: en las dos Supercopas y en el Clásico ante el Barcelona fue Carvajal quien jugó, incluso con descanso en las citas anteriores (como en el caso del duelo en Anfield, que jugó precisamente Arbeloa) para poder llegar en una forma óptima.

El charro siempre ha destacado como jugador de equipo, y en estos últimos tiempos ha asumido con cierta naturalidad el nuevo paisaje que se dibuja ante él. Sin embargo, en Eibar tuvo un pequeño desliz. Uno de los pocos charcos en los que se ha metido desde la confirmación de su nuevo rol.


EFE
24/11/2014
Comments