El 'efecto Isco' amenaza a James Rodríguez

publicado a la‎(s)‎ 24 feb. 2015 12:37 por Carlos Perez
James, en el derbi ante el Atlético de Copa. Imagen: Reuters.





Se debatió en las primeras apariciones exitosas de Isco y toma un cariz más importante si se mira con el mes de abril en el horizonte. El malagueño progresa partido a partido, y cada vez se erige más en líder del equipo. Tal y como está en la presente temporada, es muy difícil pensar en él como suplente. Pero aún no hay nada claro al respecto. Tantas lesiones no han permitido a Carlo Ancelotti enfrentarse a un problema (bendito para un entrenador, eso sí): ¿qué pasara con el '23' cuando todos los jugadores estén recuperados?



Lo poco demostrado hasta este momento por Ancelotti es que con plena disponibilidad de jugadores, James, Modric, Kroos y la 'BBC' han estado por delante suya. Pero el panorama no es el mismo de aquellos partidos de noviembre. Isco ha hecho oposiciones para afianzarse en el once de gala. Y si se ha ganado el estatus de titular, alguien tiene que salir fuera. El que más papeletas tiene es James Rodríguez.

Se debe ni más ni menos que a un sencillo método de descarte. Ancelotti ha repetido por activa y por pasiva que siempre que esté disponible, la 'BBC' jugará ante todo, con Bale en la línea de cuatro cuando se defienda. Kroos es absolutamente insustituible y Modric, a su vuelta, volverá a la titularidad. Su dinamismo y abarque de buena parte del centro del campo es fundamental en este Real Madrid. Con esto ya tendríamos cinco de los seis puestos que forman la medular y el ataque. El restante, el de James Rodríguez, queda en el alambre.

Partiendo de la base de que el cafetero se ha adaptado a las mil maravillas a lo que le pedía Carlo Ancelotti, el '10' puede ser uno de los mecanismos cuya ausencia menos se notaría en el equipo. Casi siempre suma, ha aportado trabajo y calidad a partes iguales, pero Isco ha conseguido lo mismo y, de la mano, canalizar gran parte del juego del Real Madrid. Sin el malagueño (y se vio en Córdoba), el equipo blanco pierde el norte.

Ancelotti expresó con una frase lo que pasaba con Isco en el primer tramo de temporada ("Solo necesita un entrenador que le ponga"). Ahora que las circunstancias le han obligado a ello, se ha encontrado de frente con lo que parece el futuro de la Selección y del propio Real Madrid. Nadie puede escapar al impacto que ha tenido el andaluz en los últimos meses. Ha recogido el capote de su técnico, que ha emprendido un camino sin aparente marcha atrás, salvo un giro de timón imprevisible por el de Reggiolo.

Apartado por su lesión, y dando paso al que realmente podría ser el once titular del Real Madrid a corto plazo (con Modric ya recuperado junto a Isco y Kroos, más la 'BBC'), James Rodríguez espera las consecuencias de la irrupción de un jugador al que se le queda muy pequeño el rol de 'jugador número 12'-

EFE
24/02/2015
Comments