El Día Que ADIDAS Profanó La Bandera De Colombia

publicado a la‎(s)‎ 18 nov. 2013 5:13 por Eliana Caterine Alvarado   [ actualizado el 18 nov. 2013 5:13 ]



FOTO:Deportes Terra

Un auténtico insulto, una absoluta porquería, un trapero, un modelo vomitivo, una libreta de apuntes, una vergüenza. Las palabras se quedan cortas para describir el remedo de camiseta presentado por la marca ADIDAS, idea producto de la diarrea mental de algunos diseñadores vacíos que en vista de su nula creatividad, tomaron la casaca creada por Lotto y utilizada por nuestra selección Colombia en 2005, le hicieron una variante angulatoria y le añadieron elementos al azar, dando origen al aborto textil que nuestros muchachos se verán obligados a usar en Brasil 2014.

 

Al cuello y el cierre de mangas con los colores de la bandera argentina, que están falsamente justificados con significar el anhelo de la paz, se suma el sombrero vueltiao, magnífico elemento implementado, de no ser porque se hace imperceptible a simple vista gracias a su errónea colocación y coloración. El buen detalle y quizá único acierto de este espantoso modelo, son las alas del Cóndor de los Andes, situadas en la parte superior dorsal de este intento de retorno de la "camiseta cuaderno".

 

Como si esto no fuera suficiente, los elementos complementarios del uniforme titular son un atentado directo al tricolor nacional, a nuestra bandera, a nuestras raíces, a nuestra identidad. Si bien con un alto descontento hemos tolerado desde la llegada de Pékerman el uso de las medias blancas, excusado en un estudio, para mi ridículo, sobre la apreciación de las faltas; ahora, la firma encargada de vestir la selección nos impone la trágica pantaloneta blanca, aquella que nos recuerda el 4-0 frente a la Chile de Bielsa en 2008 y que además desentona totalmente en la indumentaria nacional, destiñendo los colores patrios que identifican a cada afortunado ser natural de nuestro país.

 

No sé a qué clase de descerebrado, como ADIDAS llamó desde su cuenta oficial de Twitter hace unos días a quienes no gustamos de su creación infortunada, se le ocurrió la perversa idea de destruir 20 años de tradición tricolor, haciendo una afrenta contra la bandera y el sentimiento colombiano. Por mi parte, y contrario a lo que hice en 2011, no pienso adquirir un artículo de tan triste calidad creativa y pésima apariencia estética. Aquella vez, los $149.000 que cancelé en Coldeportes por mi camibuso, correspondían plenamente al diseño íntegro y decente de la prenda, respetando en su totalidad la identidad nacional; situación distinta en tiempo presente, donde hasta dos mil pesos sería una inversión exagerada, por no decir un mal gasto, si de adquirir el diseño actual nos referimos.

 

Lo más triste del caso, es que el contrato con esta marca está vigente hasta 2022, tiempo durante el cual tendremos que seguir soportando desastres como este, o quizá, y ojalá así suceda; seamos testigos de una reflexión de ADIDAS, que en una eventual pretensión de recuperar adeptos, nos presente un modelo clásico en cuanto al color total del uniforme para afrontar las clasificatorias rumbo a Rusia 2018.

 

Y ojo, porque se filtró la que posiblemente será la indumentaria B de la selección en Brasil 2014, la cual, en un intento desesperado y seguramente basado en alguna cábala, busca revivir el rojo utilizado en el mundial de Italia 90'. Hasta ahí no hay nada de malo, incluso este modelo es absolutamente decente y vestidor, excepto por un detalle: el escudo de la federación lo colocaron de color blanco.

 

¡Hasta eso nos quieren cambiar!

Columna de la Semana

Por:Héctor Herrera 

Twitter:@hector__herrera 

Bloguero del Directorio Deportivo