El Chelsea se olvida de sentenciar al Galatasaray y todo se decidirá en Londres

publicado a la‎(s)‎ 26 feb. 2014 19:01 por Carlos Perez   [ actualizado el 26 feb. 2014 19:13 ]
torres-galatasaray-reuters.jpg

FOTO: EFE

Galatasaray y Chelsea empataron a uno en el partido de ida de los octavos de final de la Liga de Campeones celebrado en Estambul este miércoles y dejaron la resolución de la eliminatoria para la vuelta, tras un partido en el que el Chelsea fue muy superior durante los 45 primeros minutos pero no sentenció y lo pagó con el empate en la segunda parte.

Lo que fue la primera parte lo resumió la acción del primer tanto del Chelsea. A los cuatro minutos, el Galatasaray perdió un balón en la salida del juego y el Chelsea marcó a la contra. Pero el gol fue la excepción positiva al desarrollo de los contraataques, porque durante los siguientes 40 minutos los londinenses estuvieron muy imprecisos en la definición.



Un gol, el del Chelsea, que fue fruto de una conexión española. Azpilicueta, al que Mourinho elogió en público recientemente, robó un balón, inició la contra y asistió a Torres, que la empujó a la red. Tercer gol en la presente Liga de Campeones para el de Fuenlabrada que, de paso, asoma la cabeza ante la inminente lista de Vicente Del Bosque de cara al amistoso contra Italia.

Pero los campeones del 2012 cometieron un error. Uno que puede costarles caro: no sentenciar la eliminatoria antes del descanso. Tras la reanudación, el Galatasaray corrigió errores -tácticos y técnicos-, a lo que se sumó la sensación de que al cuadro 'blue' le valía el 0-1, y el partido cambió. Los otomanos se empezaron a acercar cada vez con más asiduidad. Hasta que en un minuto se desencadenó el empate.
El Galatasaray despertó

Primero Inan estrelló un balón al palo. Fue un aviso para la zaga inglesa que se acabó viendo superada un minuto después. A la salida de un córner, Chedjou superó a toda la defensa del Chelsea para poner el empate. El centro fue de un Sneijder que siempre acaba respondiendo en este tipo de partidos.

El empate hizo mucho daño al Chelsea y le hizo creerse al Galatasaray que podía incluso ganar al conjunto inglés. Los de Mancini tuvieron alguna ocasión incluso para hacer el segundo, especialmente con un disparo lejano de Alex Telles, que Cech despejó. Y el conjunto turco acabó el partido más cerca del área rival que de la suya propia, lo que le servirá para adquirir moral en la vuelta.

Un partido de vuelta, el de Stanford Bridge, que a los cuatro minutos parecía que iba a ser innecesario pero que finalmente será decisivo. Algo que agradecerá esta 'Champions', que ha visto muchas eliminatorias resueltas tras la ida. Aunque para Mourinho y los suyos, tras sus primeros 45 minutos, será un esfuerzo imprevisto.

POR: EFE
27/02/2014