El Barcelona se enfrenta a la encerrona que tumbó por primera vez al 'Tata' Martino

publicado a la‎(s)‎ 4 nov. 2014 14:46 por Carlos Perez
pedro-pinto-puyol-ajax-efe.jpg

El Ajax venció el año pasado al Barcelona en Ámsterdam. Imagen: EFE.



Tras un inicio fulgurante, el Barcelona pasa por el peor momento de la temporada después de las dos derrotas consecutivas ante Real Madrid y Celta. Con dudas sobre el estilo, el entrenador y varios de los jugadores, debe reactivarse en Champions. El escenario no es, ni mucho menos, el más adecuado para ello. De hecho, el equipo culé vuelve al sitio en el que cayó por primera vez la pasada temporada.



Y es que los chicos de Luis Enrique regresan al Ámsterdam Arena para verse las caras con el Ajax. Menos de un año después de su última aparición por tierras holandeses, los blaugrana vuelven al lugar del crimen. El 26 de noviembre del año pasado, cayeron por primera vez en competición oficial con el 'Tata' Martino, por 2-1.



En ese partido, los culés comenzaron a mostrar síntomas de lo que después se convertiría en algo habitual: posesiones estériles, fragilidad defensiva, un mal estado de forma de algunos de sus jugadores estrellas...en resumen, todos los defectos deportivos de los que aún el Barcelona trata de despojarse en busca del camino de la recuperación.

La casualidad ha querido que sea ante ese mismo rival contra el que el Barcelona tenga que poner fin a una racha que ha hecho mucho daño en la confianza que se tenía sobre el equipo de Luis Enrique, obligado a reivindicarse. Varios de los futbolistas que mañana serán titulares vivieron lo que ocurrió en Ámsterdam, y que el Ajax siempre da un punto más de concentración, exigencia y agresividad en casa.

Ante sí, el Barcelona tiene a un rival que ya le dio un susto en el tramo final del partido en la Ciudad Condal. El Ajax recortó distancias en los últimos minutos y tuvo la ocasión para el empate justo antes de que Sandro anotase el 3-1 para la tranquilidad.

El anterior rival que pasó por el Ámsterdam Arena fue el PSG, y los parisinos no pudieron llevarse nada más que un empate a pesar de la aparente superioridad sobre el tapete. Después de ganar los dos últimos partidos en la liga holandesa, parece superar un irregular comienzo y se respira cierto optimismo en la entidad. Saben que ganar al Barcelona es posible. Contra eso, y contra el fantasma de la derrota de hace un año lucharán mañana Luis Enrique y sus cachorros.


EFE
04/11/2014
Comments