El Barcelona imita el modelo de Mourinho en la portería

publicado a la‎(s)‎ 8 jul. 2014 15:07 por Carlos Perez   [ actualizado el 8 jul. 2014 15:08 ]
montaje-stegen-bravo.jpg

Claudio Bravo y Ter Stegen se disputarán la titularidad en el Barcelona.



El Barcelona sigue en pleno proceso de lavado de cara. A final de temporada, todas las líneas del campo eran susceptibles de ser renovadas. Ahora, solo una de ellas está ya cerrada. Es la portería, que con los fichajes de Ter Stegen y Claudio Bravo ya está al completo.



La adquisición de estos dos cancerberos y las repetidas afirmaciones por parte de Andoni Zubizarreta y Luis Enrique dejan caer que a pesar de que ya no habrá más cambios en lo que respecta a nombres, sí los habrá en cuanto a modelos. La meta blaugrana tendrá una nueva forma de determinar su ocupante. Y este método imita el comportamiento de nada más y nada menos que Jose Mourinho.

En una decisión que levantó una gran polvareda, Mou sentó en el banquillo a Iker Casillas para colocar primero a Adán y después a Diego López. Su argumentación fue simple: veía mejor a estos dos últimos. Iker, tras sufrir una lesión en una mano por una patada involuntaria de Álvaro Arbeloa, no volvió a ser titular en Liga. Algo que retomó Ancelotti, ofreciéndole a cambio la Copa del Rey y la Champions.

Tal y como hizo el entrenador portugués en el Real Madrid, el Barcelona se va a decantar por la opción más difícil de cara a la portería: no tener un cancerbero titular preestablecido y elegir al que el técnico considera más apto o en forma. Algo que en el caso del equipo blanco pudo acabar con la paz en el vestuario.
Hábitat más adecuado

Sin embargo, el Barcelona tiene un hábitat más adecuado para optar por este sistema. Ninguno de los dos jugadores que lucharán por el puesto son vacas sagradas de la plantilla. Es más, Ter Stegen y Bravo son dos recién llegados al club.

Con esta nueva forma de hacer las cosas, Luis Enrique da un paso más en su cruzada de impartir la ley del trabajo. Lo sucedido en la portería podría sentar un precedente y lanzar un claro aviso: quien no se lo gane en los entrenamientos, no jugará.

Así, se rompe con la 'dictadura' del portero titular por la que Valdés acaparó todos los partidos de Liga y Champions, dejando a Pinto con la Copa del Rey. En un giro de 180 grados, Luis Enrique por instaurar a la competitividad como uno de los pilares principales de la regeneración culé.


EFE
08/07/2014