El Barcelona emplea la táctica del misterio con Dani Alves

publicado a la‎(s)‎ 24 feb. 2015 12:33 por Carlos Perez

Alves celebra junto a Rakitic un gol al Levante. Imagen: EFE.



Dani Alves es uno de los pocos casos que debe resolver el Barcelona de cara a una permanencia en el club. Al margen de la problemática para fichar del club blaugrana, con el brasileño se da un caso atípico: sin alternativas a corto plazo para relevarle, no se están moviendo los mecanismos necesarios para renovarle a pesar de ser indiscutible.



El presidente del Barcelona, Josep Maria Bartomeu, tuvo una oportunidad en los micrófonos de RNE para hablar de una intención clara (en un sentido u otro) referente al jugador, pero optó por mantener la ambigüedad: "No sé si Dani Alves seguirá en el club".

Bartomeu emplazó al trabajo de la nueva comisión que se encargará de la dirección deportiva: "La planificación del año que viene se está trabajando. Rexach y Braida más otros directivos están trabajando". La pelota está en el tejado del Barcelona, de ahí que sorprenda tanto que el club sea reacio a pronunciarse.

Desde el lado del jugador, se ha producido una transparencia percibida por todos. A través de su representante, Dinorah Santa Ana, se ha dejado claro que la primera opción del lateral es seguir en Barcelona, pero en paralelo ha reconocido que la acción blaugrana es nula.

En virtud de esto, ha asegurado que no se quedará parada a la hora de buscar un nuevo destino para su representado: "Negociando no es la palabra, estamos escuchando ofertas de otros equipos". Además, lanzó un recado: "Dani está dentro del Barça, lo normal sería que ellos digan si quieren renovarle o no. Tampoco vamos a presionar para que renueve". A todo esto, Alves añadió un mensaje en Instagram con aroma a despedida.

Días después de estas palabras, Bartomeu siguió el mismo guión de la incertidumbre. Se ha filtrado el interés por Danilo, pero el brasileño no llegaría hasta enero de 2016. Y si se concreta la salida de Alves, los tres jugadores que podrían desempeñar su labor no cuentan con la confianza de un Luis Enrique que, por otra parte, mantiene un pulso con la directiva para tratar de conseguir la renovación del '22'. A falta de cuatro meses para la renovación del futbolista, sigue el misterio.

EFE
24/02/2015
Comments