El Barcelona, Cristiano y Mourinho: una historia de muchos años

publicado a la‎(s)‎ 14 nov. 2014 13:32 por Carlos Perez
cristiano-mourinho-reuters.jpg

Cristiano y Mourinho, en su etapa en el Real Madrid. Imagen: Reuters.



La reunión entre Joan Laporta y Jorge Mendes en la que habrían surgido los nombres de Jose Mourinho y Cristiano Ronaldo ha sido la noticia más comentada. Se trató solo de un acercamiento, pero el interés de un candidato (no oficial, pero cada vez más evidente) a la presidencia culé por el jugador estrella del eterno rival y el entrenador que emergió como enemigo número uno del Barcelona de Pep ha sorprendido a todos. No obstante, no es la primera vez que esto ocurre.



En efecto, el Barcelona ha estado cerca tiempo atrás de hacerse con los dos portugueses, jugador y entrenador. En el caso de Cristiano Ronaldo, no fue fruto de una sola situación.

Joan Laporta lo ha confirmado en alguna ocasión, asegurando que Cristiano pudo llegar al Barcelona en 2003, cuando aún jugaba en el Sporting de Lisboa. En ese momento, fue ofrecido al club blaugrana, que tuvo que rechazar la proposición porque no disponía de fondos. Cristiano acabó en el Manchester United, que sí pagó.

Fue cuando CR7 estaba en ese club otro momento en el que Cristiano pudo haber llegado al Barcelona. En aras de evitar que se marchase al Real Madrid, sir Alex Ferguson ofreció al jugador al Barcelona. Lo desveló el expresidente madridista, Ramón Calderón, que reconoció que en Can Barça volvió a ponerse buena cara ante la perspectiva. Sin embargo, esta vez no se llevó a cabo porque el portugués tenía clara su preferencia: el Real Madrid.

La perspectiva de tener a Cristiano en el Barcelona hasta llegó a ser elucubrada por Mendes, que obviamente dio su visto bueno a las intentonas culés, o por lo menos no puso impedimentos. De hecho, el agente de Ronaldo llegó a especular con lo que su representado podría hacer en la Ciudad Condal. "Si jugase en el Barcelona marcaba 120 goles por año. El mejor jugador del mundo en el mejor equipo del mundo", afirmó en una entrevista publicada por el diario A Bola.

Mourinho también ha estado en la agenda culé alguna que otra vez. Tras ser el segundo de Bobby Robson, se buscó las habichuelas en Portugal y después en Londres, donde se enemistó con la afición culé tras sus roces cuando era entrenador del Chelsea. Antes de que fuese a más (con el episodio de los aspersores en el Camp Nou y la guerra de tres años cuando entrenó al Real Madrid), el Barcelona se planteó muy seriamente su llegada.

Fue de la mano de Mendes, que viendo la necesidad por parte del Barcelona de dar un vuelco a la situación que vivía el club allá por 2008, ofreció a Mourinho como sustituto de Frank Rijkaard. El fin a este contado de operación se dio porque en el club culé ya se había apostado por Pep Guardiola. Sin embargo, este actual interés de Laporta en preguntar por la situación de Mou indica que no era una opción que se viese con malos ojos.


EFE
14/11/2014
Comments