El Barça se olvida de la cantera y abraza el modelo de cartera del Real Madrid

publicado a la‎(s)‎ 9 jul. 2014 13:42 por Carlos Perez   [ actualizado el 9 jul. 2014 13:49 ]
Iniesta-Cesc-celebran-2014-Reuters.jpg

Iniesta y Cesc, dos canteranos; el 1º se queda, el 2º se marcha | Reuters



El mejor Barça de la historia, el no tan lejano equipo de Pep Guardiola, tenía muchas virtudes. Una de ellas, quizá la que hacía enorgullecer más a sus socios era la presencia de un equipo lleno de gente de la casa. Los culés llegaron a levantar algún título con nueve canteranos de los once futbolistas que saltaban al campo. A saber, Valdés, Piqué, Puyol, Jordi Alba, Xavi, Busquets, Iniesta, Pedro y Messi. Una fantasía que hoy es cosa del pasado.



El nuevo Barça de Luis Enrique está abocado a abandonar, por ahora, la idea de una Masía aparcada del proyecto blaugrana. Una idea sustituida por otra más mundana y financiera, la de la cartera y los millones de euros invertidos en fichajes para salvar la crisis de la última campaña. Esto es, el mismo modelo que hace cinco años puso en marcha el Real Madrid de Florentino Pérez para reflotar una hundida nave merengue.

Aquel no tan lejano verano de 2009 la entidad del Bernabéu se gastó casi 300 millones de euros en incorporar un puñado de jugadores galácticos. Tres de ellos, Cristiano (96), Kaká (65) y Benzema (35) costaron casi 200 millones de euros en su conjunto. Pues bien, el Barça parece encaminado a repetir un patrón parecido también centrado en un puñado de jugadores.

A falta de confirmación oficial, el club va a fichar a Luis Suárez por casi 80 millones de euros. Mientras ya han invertido 18 en Rakitic, 12 en Ter Stegen, 12 en Claudio Bravo, 3 en Halilovic. Esto es, unos 125 millones.

A todo esto, los blaugrana buscan un central que le supondrá una inversión de no menos de 30 millones de euros. También se quiere contratar a un lateral derecho que podría suponer un gasto de 20. Ent otal, 50 millones más que, unidos a los 125 antes mencionados, podrían convertir la inversión blaugrana en un desembolso de cercano a 175 millones.

Cierto es que el club hará caja con salidas como las de Alexis (40 millones) o Cesc (33 millones). Éste último es uno de los canteranos que ha abandonado el Barça o lo abandonará en cuestión de semanas. Junto con el de Arenys, Xavi, Puyol, Valdés, Tello, Cuenca. Seis nombres que se convierten en siete si se le suma la salida de Thiago.

Una reducción de canteranos considerable que deja, por ahora, a la plantilla con sólo 11 jugadores de las categorías inferiores, esto es, 8 del curso pasado (Montoya, Piqué, Bartra, Alba, Busquets, Iniesta, Messi y Pedro) y tres de 'nuevo cuño', el ascendido Masip y los repescados Rafinha y Deulofeu. Esto es, menos de la mitad del plantel será de canteranos, toda una anomalía teniendo en cuenta la evolución del equipo en los últimos años.


EFE
10/07/2014