El Barça no estaba a favor de bajar el precio de las entradas de la final de Copa del Rey

publicado a la‎(s)‎ 21 feb. 2014 8:49 por Carlos Perez
Pepe-Messi-Clasico-Copa-2012-efe.jpg

Foto: EFE



Ayer se acordó la fecha de la final de Copa del Rey. En una negociación a tres bandas entre la Real Federación Española de Fútbol, el Barcelona y Real Madrid, se decidieron, además de la fecha de la final, temas referentes al reparto y precio de los entradas.

Este tema, el del precio de las entradas, fue un punto de desacuerdo entre el club blaugrana y el club merengue. Así, según se informó en El Partido de las 12, la propuesta del Barcelona incluía que el precio de las localidades no se modificase, mientras que el Real Madrid sí estuvo a favor de una reducción de su cuantía desde el primer momento. Algo que reconoció el secretario de la RFEF, Jorge Pérez, que sin embargo se apresuró a asegurar queel precio final de las entradas se hizo de forma consensuada entre los dos equipos.

Al final, el precio de las localidades será de entre 45 y 240 euros, una cifra entre un 20 y un 25% inferior en casi el 50% de los asientos respecto a las últimas finales. Tanto el Real Madrid como el Barcelona se quedarán con un 40% de las entradas cada uno, 19.350 por hinchada. El 20% restante será para la Real Federación Española de Fútbol, 9.675, que no va a poner a la venta.




Una fecha muy discutida



El asunto más peliagudo de la reunión fue el establecimiento de una fecha para la disputa del partido, que ambos clubes querían que fuese antes de la que se había fijado en un primer instante, el sábado 19 de abril.

El principal motivo al que se aludió para adelantar la final de Mestalla fue la cercanía de las semifinales de Champions, que se juegan el 22 y el 23 de abril. Ante la posibilidad de tener algún día más de descanso, se barajó adelantar el partido. Algo que se podría hacer también con el partido de liga del Atlético, si llega a darse el caso.

Pero también existe otro motivo: la prensa se toma un día libre en Semana Santa. Por este motivo, el Madrid prefería el jueves y el Barcelona el viernes. La razón es que la prensa catalana y la de Madrid se toman ese pequeño descanso en días diferentes, y mientras que la primera lo hace el jueves (no hay prensa el viernes) y la segunda el viernes (no hay prensa el sábado).

Finalmente, la Federación decidió (con el consentimiento de ambos clubes) que la final se disputaría el miércoles 16 de abril, con lo que ambos equipos tendrían tres días más de descanso para jugar las semifinales de Champions.


Por: EFE
21/02/2014
Comments