El banquillo entorpece las reacciones del Real Madrid

publicado a la‎(s)‎ 3 mar. 2015 13:36 por Carlos Perez
ancelotti-banquillo-villarreal-efe.jpg
Ancelotti, en la zona técnica ante el Villarreal. Imagen: EFE.

Los cambios de Carlo Ancelotti ante el Villarreal fueron cuestionados por buena parte de la parroquia madridista. La salida de Isco no sentó bien en el Santiago Bernabéu, y lo cierto es que la entrada de los recambios no significó demasiado: estuvieron inoperantes. Una tendencia que se repite durante toda la temporada.

El Real Madrid es uno de los equipos que menos emplea a su segunda línea, que a su vez presenta una escasa importancia y trascendencia en el juego. La gran mayoría de los futbolistas que hacen su salida desde el banquillo no influye de forma positiva en el equipo. Un dato explica muchas cosas: solo nueve goles de los 111 del Real Madrid este curso han llegado desde el banquillo, un discretísimo 8%. Y en varias ocasiones han sido jugadores teóricamente titulares que habían rotado.

La confianza de Ancelotti es proporcional al rendimiento de los suplentes: el Real Madrid es el tercer equipo que menos usa a su segunda línea, según datos que recoge Marca. Solo Elche y Celta utilizan menos a los jugadores de su banquillo.

No solo eso: además, los cambios de Ancelotti se producen tarde. La mitad de las sustituciones ordenadas por el de Reggiolo se han producido en el último cuarto de hora de los encuentros, 59 de un total de 119. De todos estos, 18 han sido en los últimos cinco minutos, un 15%.

El poco apego de Ancelotti por las rotaciones y el rendimiento del banquillo tienen como consecuencia una ausencia de soluciones desde la banda. El fondo de armario no es tan solvente como se creía a comienzos de curso.


EFE
03/03/2015

Comments