El Atlético vence al Barcelona en un partido épico y pasa a semifinales de Champions

publicado a la‎(s)‎ 9 abr. 2014 21:28 por Carlos Perez   [ actualizado el 9 abr. 2014 21:29 ]
koke-celebra-reuters.jpg

FOTO: EFE



El Atlético de Madrid es semifinalista de la Champions League después de 40 años. Y lo ha hecho tras un esfuerzo titánico, en un partido que ya quedará para el recuerdo de todo el imaginario colchonero. En un encuentro marcado por el tempranero gol de Koke, el Atlético cimentó su pase a semis en una defensa inexpugnable que el Barcelona nunca tuvo opciones de profanar.





El Atlético salió al partido como si le fuese la vida en ello. Tuvo Messi la primera ocasión, un tiro alto, pero a partir de ahí los rojiblancos cogieron la batuta. Presionaron como perros rabiosos, asfixiando al Barcelona e inhabilitando salidas limpias de balón. No fue casualidad que a los cinco minutos el Atleti ya estuviese por delante en el marcador.

Tras un disparo al palo de Adrián, el balón voló desde la banda izquierda para que el asturiano llegase de nuevo, esta vez de cabeza. La pelota, como un tesoro, llegó a Koke, que libre de marca golpeó con la izquierda para hacer el primero y llevar el delirio a las gradas. El vendaval no acabó ahí: Pinto estuvo a punto de liarla ante Adrián (soberbio como quiso el Cholo) y Villa estrelló el balón en el larguero tras colarse entre los centrales. Nadie echaba en falta a Arda ni a Diego Costa.

Tuvo que aparecer Messi para frenar la intensidad local, y lo hizo de una forma poco habitual, de cabeza. Su testarazo se quedó con las ganas de lamer el poste y provocó el primer infarto en el Calderón. La respuesta fue casi inmediata: Villa mandó por tercera vez al palo el esférico y en ese momento, el Atleti se echó atrás.

No sabemos si fue por mandato del Cholo o por voluntad del Barça, que se quedó con la pelota y habitó el campo del Atlético. En el 24, Neymar bailó para hacer un ovillo a Tiago y sirvió un balón que Messi, que para sorpresa de todos y alivio del Calderón, se marchó fuera. La primera parte no ofreció mucho más: el Barcelona tocaba y tocaba rondando el área; y el Atleti agazapado en su defensa numantina, esperando su momento para asestar una contra definitiva.

La reanudación trajo consigo a un Barcelona más agresivo y concentrado, y Courtois metió una mano salvadora a Neymar cuando se disponía a marcar. En la jugada siguiente, el belga se escurrió y por la mente de todo el coliseo rojiblanco pasó la desgracia de años y debacles. No ocurrió esta vez y no llegó el gol. Xavi puso todavía más nervios con un cabezazo que se marchó muy cerca.

Con este panorama, todo indicaba que el gol del Barcelona no tardaría en llegar. Y paradójicamente, a punto estuvo de ocurrir lo contrario. Cesc dio paso a Alexis, y Adrián, comido a mimos por el Cholo, dejó su puesto a Diego Ribas. Fue el héroe del Camp Nou el que casi hizo el segundo, pero su tiro lo rechazó Pinto. A esa ocasión le siguieron un tiro flojo de Gabi en una cabalgada impropia del capitán colchonero y un disparo de Raúl García que pegó en un zaguero culé. Contra todo pronóstico, la situación se revertía.

El 'Tata' añadió a Pedro a la nómina de atacantes en el campo, pero la solución no implicó grandes cambios en el partido. El Barcelona siguió intentándolo, con más corazón que efectividad. No obstante, Neymar tuvo el empate en su cabeza, pero su disparo se fue a milímetros del palo de Courtois. Fue la primera vez que se silenció el Calderón. Y la última.

Porque en los últimos minutos, el Manzanares fue una olla a presión que asistió a las intentonas cada vez menos elaboradas del Barcelona, que acabó colgando balones al área. Tampoco lo consiguieron así los culés. El pitido final de Webb llegó y el Atlético pasó a semifinales en una batalla contra uno de los mejores equipos del mundo. La teoría del partido a partido se le queda muy pequeña al Cholo, y la Orejona está solo a tres partidos. El Manzanares está muy cerca de desembocar en Lisboa.

Ficha técnica:

1 - Atlético de Madrid: Courtois; Juanfran, Miranda, Godín, Filipe; Raúl García, Gabi, Tiago, Koke; Villa (Cristian Rodríguez, m. 78) y Adrián (Diego Ribas, m. 61).

0 - Barcelona: Pinto; Alves, Bartra, Mascherano, Jordi Alba; Xavi, Busquets, Iniesta (Pedro, m. 72); Messi, Cesc (Alexis, m. 61) y Neymar.

Gol: 1-0, m. 6: Koke remacha un toque de cabeza de Adrián.

Árbitro: Howard Webb (Inglaterra). Amonestó al local Koke (m. 90) y al visitante Busquets (m. 18).

Incidencias: partido de vuelta de los cuartos de final de la Liga de Campeones disputado en el estadio Vicente Calderón ante unos 54.000 espectadores.


POR: EFE
10/04/2014