El ansia de Cristiano le provoca un disgusto al Real Madrid

publicado a la‎(s)‎ 10 abr. 2014 19:35 por Carlos Perez   [ actualizado el 10 abr. 2014 19:35 ]
cristiano-drotmund-reuters.jpg

FOTO: EFE



Cristiano Ronaldo siempre quiere jugar. No importa el rival o la competición, ni la época del año. Su hambre de récords, goles y victorias le impide mirar con otra perspectiva. Pero en el tramo más importante de la temporada, su ansia le ha hecho pagar un precio demasiado alto a su equipo.



Una lesión muscular, según el comunicado emitido por el propio Real Madrid. Todo indica que le privará de la final de Copa. Un percance médico que es el último capítulo de una trama que para cuyo origen hay que remontarse atrás en el tiempo.

Las alarmas saltaron hace unos días, cuando se filtró que Cristiano podría llevar varios partidos seguidos jugando con problemas en la rodilla. Una dolencia en el tendón rotuliano que mermaba su rendimiento y le obligaba a sobreesforzarse para mantener la competitividad. En el mes de marzo, la situación se habría agravado. Era el momento de parar. Pero no fue así.

Con la eliminatoria sentenciada ante el Schalke 04, Cristiano jugó la vuelta en el Bernabéu. Los siguientes compromisos, contra Barcelona y Sevilla, mostraron a un Cristiano algo apagado. Informaciones posteriores hablaron de que el luso habría tenido que jugar infiltrado ambos encuentros.

Con la exigencia propia de una temporada de Mundial, Cristiano ha caminado varias veces sobre el alambre en lo que se refiere a su estado físico. Pero el luso ha hecho caso omiso a las advertencias que su cuerpo le ha dado y ha seguido jugando. Con el permiso de Ancelotti, ha disputado prácticamente todos los partidos que ha podido (exceptuando los que se perdió por su expulsión en San Mamés). Solo la lesión que se produjo en Almería le hizo parar.

El resultado de toda esta insistencia ha sido devastador para el interés del equipo: una nueva lesión, una lesión muscular. Una baja en lo que, de momento, será el partido más importante de la temporada para el Real Madrid. El primero en el que se disputa un título, y en el que quizás se podría determinar si la temporada de los chicos de Ancelotti es un fracaso o no. Una ausencia que, seguro, dará que hablar.
POR: EFE
11/04/2014