Dos canteranos, una profesora y el director de La Masia, armas para salvar el futuro del Barcelona

publicado a la‎(s)‎ 5 dic. 2014 12:22 por Carlos Perez
lamasia-efe.jpg
La Masia. Imagen: EFE.



Para el Barcelona el 5 de diciembre de 2014 no es un día cualquiera. Puede ser la jornada en la que se decida si su estrategia futbolística para los próximos años se verá seriamente tocada o si, por el contrario, puede seguir por el mismo camino de antes.



Hoy, el TAS (Tribunal de Arbitraje Deportivo) se reúne en Lausana para dilucidar si reduce la sanción impuesta al club blaugrana por fichar jugadores extranjeros menores de 18 años de forma irregular. La entidad catalana acude con poco optimismo, pero con una estrategia cambiada.

La táctica ha cambiado, tal y como informa Marca. Se acabó la crispación y comienza un periodo de mayor tacto. La llegada de Albert Soler (con buenas relaciones con FIFA) es un pasó más que se ampliará con el reconocimiento de los actos de los que se acusa a la entidad. Se aceptará que se obró mal, y en paralelo se intentará convencer al TAS que la medida de estar dos años sin fichar es absolutamente desproporcionada.



Para ello, el Barcelona se ha marcado como objetivo demostrar al TAS que en La Masia se trabaja potenciando de forma alternativa el progreso deportivo de los jugadores con el de su educación. Dos jóvenes promesas, Onada y Godswill, y una profesora de La Masia han viajado a Lausana para acreditarlo.

Además, el director de la institución, Carlos Folguera, junto con Albert Soler y dos abogados, Juan de Dios Crespo y Paolo Lombardi. Todo por salvar el futuro cercano del equipo en los despachos.


EFE
05/12/2014
Comments