Darleys Pérez, el campeón colombiano a quien el boxeo salvó del paramilitarismo.

publicado a la‎(s)‎ 21 jul. 2015 14:12 por Eliana Caterine Alvarado   [ actualizado el 21 jul. 2015 14:12 ]

Darleys Pérez retuvo el título ligero de la AMB en el Manchester Arena. Foto: zonadeboxeo.com

Darleys Pérez, campeón mundial colombiano a quien el boxeo salvó del paramilitarismo, tiene un historia digna de contar en un país que ha sido víctima de la violencia desde hace medio siglo.

El pasado 18 de julio el boxeo colombiano vivió un momento histórico cuando Darleys Pérez, pugilista nacido en San Pedro de Urabá hace 31 años, retuvo el título ligero de la AMB en el Manchester Arena de Inglaterra, luego de vencer por decisión de los jueces al local Anthony Crolla tras 12 asaltos de combate.

Sin embargo, detrás de todo campeón hay una historia y la de Pérez es especial. La rapidez de sus piernas y sus manos lo llevaron a convertirse en uno de los mejores boxeadores del mundo y de paso lo alejaron del paramilitarismo que está presente en el territorio donde nació y creció. Por eso, es posible afirmar que su camino ha sido más peligroso que cualquiera de sus peleas, porque supo enfrentar y sortear el conflicto social que ha afectado a Colombia por décadas y del que su familia no estuvo exento.

Azi Farni, periodista de BBC Sport habló con Darleys y este reveló su historia, esa que cuenta que desde pequeño practicaba fútbol, pero como lo molestaban constantemente en el colegio empezó a boxear como medio de defensa. De la mano del expúgil Donaldo Ortega, el pequeño Darleys aprendió los secretos de este deporte que para muchos resulta violento, pero que para otros es un estilo de vida y desde 1997 emprendió un viaje de guantes, lonas, heridas y amor propio.

Darleys poco a poco fue escalando en el mundo del boxeo. Vivió momentos únicos como triunfo que lo dio a conocer nacional e internacionalmente en noviembre de 2003, en Cartagena, durante el Torneo Nacional de Mayores, al vencer al barranquillero Líkar Ramos, recién coronado campeón panamericano y primer colombiano, en cualquier deporte, en clasificar a los Juegos Olímpicos de Atenas 2004.

Luego llegó a la selección de Colombia, con esta obtuvo el oro a nivel bolivariano, suramericano y panamericano, y después llegó el título mundial gracias a su trabajo y dedicación.

Por eso, tal y como lo afirma Farni en su trabajo periodístico, dos destinos chocaron el pasado 18 de julio sobre el cuadrilátero del Manchester Arena, en el norte de Inglaterra, por la corona del peso ligero de la Asociación Mundial de Boxeo en juego. Uno fue el del campeón mundial, el colombiano Darleys Pérez a quien el boxeo salvó del paramilitarismo. El otro, el del británico Anthony Crolla, el retador, quien se recuperó de la fractura de cráneo y tobillo que había sufrido en diciembre, cuando se enfrentó a uno ladrones que habían entrado a robar en la casa de un vecino.

Al final Pérez obtuvo el cinturón. A pesar de que fue un empate sobre el cuadrilátero, la decisión de los jueces fue definitiva y en estos casos es el campeón el que se queda con el trofeo. Desde ya este colombiano piensa en su siguiente reto, porque sabe que aún tiene mucho por dar y también por contar.

20 JUL 2015 - 3:43 PM