Crossfit, una comunidad que puede convertirse en obsesión

publicado a la‎(s)‎ 1 abr. 2014 7:58 por Eliana Caterine Alvarado   [ actualizado el 1 abr. 2014 8:35 ]








Las rigurosas rutinas militares fueron la inspiración para la creación de este entrenamiento físico que combina el levantamiento de peso olímpico, la gimnasia y la calistenia (o el manejo del propio peso corporal). Son rutinas de intensidades muy altas en corto tiempo. ¿Es tan bueno como lo pintan?

 1. La motivación en Crossfit no se encuentra en ningún otro lugar. 
Como no se realiza la misma rutina todos los días, las dinámicas son grupales y están asociadas con una mejoría física, emocional y competitiva. Resulta una manera divertida y estimulante de hacer ejercicio.


2. Está compuesto por ejercicios funcionales que trabajan, al mismo tiempo, todas las habilidades físicas del cuerpo: resistencia cardiovascular y respiratoria, resistencia muscular, fuerza, flexibilidad, potencia, velocidad, agilidad, psicomotricidad, equilibrio y precisión.


3. Los movimientos en Crossfit, a diferencia de los que se hacen en los gimnasios, son multiarticulares. Es decir, más de una articulación funciona en armonía en un solo ejercicio. Esto hace que se eleven las respuestas neurológicas que permiten, junto con la intensidad de los ejercicios, los rápidos cambios físicos y emocionales en las personas. En poco tiempo se verán más delgados y tonificados.


4. Se crea una comunidad, «una familia» que se reúne alrededor del deporte.

5. Puede convertirse en una obsesión. 
Las personas empiezan a asistir más veces de las recomendadas por los entrenadores (3 a 4 a la semana) y se exceden en el peso y en la potencia a la hora de realizar los ejercicios. Esto lleva a un sobre esfuerzo que puede generar lesiones, disminución del músculo y otras enfermedades. 








6. El boom de Crossfit y la relativa facilidad que existe para certificarse como entrenador 
ha permitido la formación de «gimnasios de garaje» que ofrecen este tipo de entrenamiento sin tener el conocimiento suficiente.


7. «Si entras a Crossfit, no te salvas de sufrir alguna lesión». 
Ese es el mito que gira alrededor de este acondicionamiento. Sin embargo, es posible evitarla siempre y cuando  haya un lugar adecuado para hacerlo, una valoración previa y el cumplimiento de las recomendaciones del entrenador.


Asesorado por: Jhon Martín, Head Coach y Tecnólogo en actividad física y salud - Juan Rodríguez, Crossfit Level 1 Certified y Director Comercial de Tropa Fitness Center (Entrenamiento de Crossfit) 

Cromos.com.co
Domingo 9 de febrero de 2014