Cristiano Ronaldo se enfrenta al Real Madrid por su afán por la Bota de Oro

publicado a la‎(s)‎ 15 may. 2014 21:51 por Carlos Perez   [ actualizado el 15 may. 2014 21:56 ]
cristiano-entrena-borussia-reuters.jpg

Cristiano quiere jugar ante el Espanyol. Foto: Reuters.

A nueve días para la final de la Champions contra el Atlético, Cristiano Ronaldo tiene una penúltima batalla: la de la Bota de Oro. Y para ganarla (solo necesita un gol para desempatar con Luis Suárez) está luchando contra el reloj: quedan solo dos días para el choque ante el Espanyol y aunque ayer entrenó con normalidad, su presencia no es segura. Pero la lucha de Cristiano no es solo contra el tiempo.

Porque el luso también está luchando contra los médicos y el propio Real Madrid, los cuales le han dejado claro que prefieren que descanse y no fuerce, tal y como publica Marca. Algo que no comparte el jugador, que se ve en un estado de forma óptimo para jugar el último partido de Liga BBVA.

Aunque ha comunicado al club que su deseo es rodarse de cara a la final, hay otro motivo que también importa a Cristiano: marcar un gol para llevarse la Bota de Oro. Frente a este deseo, Carlo Ancelotti ha sido condescendiente y ha entendido el ansia competitiva de su futbolista. Pero es de los pocos que piensa así.

Oposición tangible

Los médicos del club ya han expresado su opinión: tras la fatiga muscular que le obligó a retirarse en Valladolid y no jugar en Vigo, lo que menos le conviene es sobrecargarse de esfuerzos. No disputar el partido contra el Espanyol, piensan, es la mejor forma de que Cristiano llegue sin contratiempos a la final de Lisboa.

El Real Madrid está en la misma línea que los facultativos. La sola idea de pensar que no pueda jugar la final aterroriza a la directiva, que no entiende que sea capaz de poner en peligro algo tan importante como el partido contra el Atlético por un encuentro sin nada en juego para el equipo. "Si hay un partido para descansar, es éste", comentan.

Sin embargo, la fijación de Cristiano por jugar es un hecho, y ha conllevado el enésimo enfrentamiento con el club y los médicos desde que comenzase a tener problemas físicos en el mes de marzo. Un capítulo más de una historia que aún no está cerrada.


EFE

16/05/2014