Cristiano, Bale y Benzema echan por tierra el sueño de Florentino Pérez

publicado a la‎(s)‎ 8 jul. 2014 14:06 por Carlos Perez   [ actualizado el 8 jul. 2014 15:09 ]
cristiano-florentino-medalla-efe.jpg

Cristiano, con Florentino tras ser nombrado Gran Oficial de la Orden del Infante. Foto: EFE



A Florentino Pérez le encantan los fichajes de relumbrón. No es un secreto: desde su llegada al Real Madrid, el presidente blanco siempre ha intentado la mayoría de las adquisiciones más mediáticas de los diferentes mercados de fichajes. Este verano no iba a ser una excepción, y se había fijado en la delantera. Siga el mercado de fichajes de la temporada 2014-2015.



Florentino deseaba darle una vuelta más a una delantera envidiable. No se conformaba con tener a Cristiano, Bale y Benzema. Soñaba con otro delantero de clase mundial para formar un póker insuperable en ataque. No importaba que la situación del francés aún no se hubiese solucionado. Rápidamente tuvo los candidatos: Luis Suárez y el Kun Agüero.

El argentino se quiso apartar casi al instante asegurando que su deseo era permanecer en el Manchester City. Así, la atención se centró sobre Luis Suárez. El uruguayo se dejó querer, lo que alimentó las esperanzas blancas. Aunque Carlo Ancelotti dejó claro que estaba muy a gusto con sus atacantes, entendió que el de Suárez era un fichaje de club, y dejó hacer.

Sin embargo, Cristiano tenía algo que decir. Y es que el fichaje de Suárez le producía serias dudas. Se sentía bien con Benzema y Bale, y así se lo comunicaba al club. La introducción de Suárez podía dinamitar la estabilidad del vestuario en algún momento. No era algo contra el jugador en cuestión. Simplemente, otro ego cargado de hambre no tenía entrada en la plantilla.

Todo ello acabó con la marcha atrás de Florentino y el Real Madrid y la reactivación del interés del Barcelona por el delantero todavía del Liverpool. Ahora, el futuro de Suárez pinta azulgrana.
Falcao, un pecado repetido

El siguiente en la lista fue Falcao. Su aparición fue fortuita, casi sin pretensión por parte del Real Madrid. Pero su ofrecimiento hizo valorar seriamente al club blanco su fichaje. La posición de Ancelotti fue similar a la que adoptó con Suárez.

Pero Cristiano tenía mucho que decir de nuevo, y volvió a insistir en lo mismo: quería rodearse de los jugadores que ya tenía a su lado en el vestuario. Un 'matador' como Falcao podría perjudicar a su rendimiento anotador, y evitaría la asociación con Bale y Benzema. Uno de sus socios tendría que quedarse fuera. Y el portugués no estaba de acuerdo.

Ante eso, el Real Madrid no ha movido ficha y finalmente ha dado marcha atrás. Se ha replanteado la contratación de Falcao y ha frenado la operación con el objetivo de no incomodar a la ya conocida como BBC. Por segunda vez, sus tres delanteros rompen en mil pedazos el sueño de Florentino.

Así, parece que este año el presidente blanco se quedará sin cumplir su deseo. Se ha plegado a las exigencias de su jugador estrella, y de paso acepta las recomendaciones de Ancelotti, que se ha afanado por consolidar a Benzema. Bale nunca ha estado en duda, pero encontrará la estabilidad que todo jugador quiere tener.

En definitiva, Florentino se queda con las ganas de sumar un cromo más a su larga lista. A cambio, gana la satisfacción de tres de sus mejores jugadores y de la de su entrenador. El acierto de esta decisión, como siempre, lo dictarán los resultados.


EFE
09/07/2014