Costa de Marfil, con tranquilidad y calidad para el Mundial de Brasil

publicado a la‎(s)‎ 23 may. 2014 14:13 por Eliana Caterine Alvarado   [ actualizado el 23 may. 2014 14:14 ]



FOTO:EFE
La Selección de Costa de Marfil escogió establecer su cuartel general en Aguas de Lindoia (estado de Sao Paulo), caracterizado por la tranquilidad del entorno rodeado de naturaleza y las instalaciones deportivas que usan varios clubes brasileños en la pretemporada.
Conocida por su red de aguas termales, Aguas de Lindoia (a 120 kilómetros del aeropuerto de Campinas, noroeste de Sao Paulo) espera ansiosa la llegada de Costa de Marfil y sobretodo del delantero de Galatasaray y líder de su Selección, Didier Drogba, para el que preparan un cálido recibimiento.
El director de Deportes y Recreación del Ayuntamiento de Aguas de Lindoia, Antonio Henrique Corsi, explicó a EFE que la ciudad de 18.000 habitantes se siente ‘muy honrada’ por haber sido escogida por el país africano, que en primera ronda del torneo se enfrentará a Colombia, Grecia y Japón.
Los del técnico Sabri Lamouchi, el más joven de los entrenadores del Mundial y quien debuta como entrenador en propiedad con la Selección marfileña, se hospedarán en el hotel Oscar Inn, propiedad del exzaguero brasileño Oscar Bernardi y usarán el estadio municipal Leonardo Barbieri para los entrenamientos nocturnos y públicos.
En el Oscar Inn, Costa de Marfil contará con dos campos de tamaño profesional y el hotel ha sido visitado varias veces por la comisión técnica para la perfecta adaptación de los jugadores, quienes se quedarán en una habitación individual que normalmente se alquila por 500 reales (unos 226,1 dólares) con pensión completa.
Además, el hotel preparado para recibir a deportistas y en especial a futbolistas, ofrece también piscinas exteriores y climatizadas, varias áreas de gimnasio, una sala de recuperación muscular con oficina médica así como hidromasaje y balneario.
Por otro lado, la ciudad se engalana ya para recibir a los internacionales marfileños y desde hace semanas los alumnos de las escuelas públicas estudian geografía, historia y curiosidades del país cuya bandera ondea en algunas de las calles del municipio.
Así, en la escuela municipal Comendador Pedro Facchini, que tiene unos 500 estudiantes, los más pequeños aprenden a confeccionar los ‘abayumes’, muñecos de tela que, en los barcos de esclavos, las mujeres marfileñas hacían a partir de jirones de su ropa con el fin de calmar a sus hijos.
Los jóvenes de entre 13 y 15 años construyen un mapa en relieve en el que donde destacan Brasil y Costa de Marfil, todas las aulas se encargan de renovar el panel de curiosidades y los más mayores hacen pancartas en francés dando la bienvenida a los jugadores para que estos sientan que Aguas de Lindoia es también su casa.


Viernes 23 de Mayo de 2014
Por:EFE